Ciudadanos exigirá en el pleno que el edificio de la Casa Invisible salga a concurso para instalarse un proyecto cultural

Ciudadanos exigirá en el pleno que el edificio de la Casa Invisible salga a concurso para instalarse un proyecto cultural
P.R.Q.

Carballo exige que el edificio deje de esta okupado y que se cumplan las garantías legales

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El edil de Ciudadanos, Alejandro Carballo, se ha apostado esta mañana junto a otros técnicos y vocales del grupo municipal delante de la Casa Invisible para reclamar que el inmueble salga a concurso para que se instale en él un proyecto legal con todas las garantías urbanísticas, jurídicas y legales, como explicó. Esta iniciativa, que llevarán los naranjas al próximo pleno, tiene por objetivo que el edificio que expropió el Ayuntamiento en 2005, y que más tarde fue okupado por un colectivo, salga de limbo legal en el que se encuentra, como puntualizó el edil de Ciudadanos. “El Ayuntamiento se gastó en su día, tras llegar al Tribunal Supremo, 3,8 millones de euros, y no creemos que sea de recibió que siga esta iniciativa, que empezó con una okupación, en ese limbo legal jurídico en el que se encuentra hoy día”, afirmó.

Ciudadanos considera que el inmueble debe seguir acogiendo una iniciativa cultural, pero considera que “todos los colectivos culturales deben tener igualdad de oportunidades a la hora de emprender esos proyectos, que son tan positivos para la ciudad”, explicó Carballo, quien consideró que hasta ahora no se ha puesto orden en la Casa Invisible por los “complejos del alcalde, y que por eso no se ha solucionado un problema que existe aquí, que es de legalidad”.

Carballo no dudo tampoco en hablar de la polémica exposición, que se inauguró el pasado domingo, por la que el sábado habían colgado una soga de la bandera de España en la fachada del edificio (que acabaron retirando por la polémica en las redes sociales, aunque se podía visitar la muestra en el interior). Sobre este asunto dijo que para su grupo, como mínimo, es una exposición “inapropiada y muy desafortunada en los momentos que estamos viviendo con Cataluña, con una sensibilización especial, pero no es el motivo sustancial de la moción que vamos a presentar”. Lo que sí puntualizó Carballo es que no haya trato de favor a ningún colectivo de la ciudad, y que todos estén en igualdad de oportunidades de presentarse al concurso para la gestión cultural del edificio.

Por su parte, el técnico del grujo Iñigo Vallejo añadió que no su partido político está siempre dentro de la legalidad. “No se puede prolongar el limbo en el que está este edificio, que es de todo los malagueños, y que de él se han apropiado unos pocos”. En esta línea explicó que en él se están desarrollando actividades que no están bajo control fiscal y se refirió a un servicio de bar, impuestos como el IBI, que cuantificados por el área de Economía del Ayuntamiento supondrían 30.000 euros que han dejado de recaudarse. “Esto supone una competencia desleal con respecto a establecimientos de toda la ciudad que cumplen con sus obligaciones y especialmente aquí en el Centro”, subrayó al tiempo que dijo se realizan otra serie de actividades como conciertos sin las medidas de seguridad pertinentes y sin controles acústicos. “Nosotros lo que pedimos es que la gestión de este edificio salga a concurso, que se haga con impuestos con todas las garantías”, explicó Vallejo, quien dijo que Ciudadanos está a favor de la cultura, pero no a cualquier precio, y que hay que cumplir con las obligaciones, y también tener los derechos que se tendrán si se cumple con la reglamentación, “pero es esencial que haya garantías jurídicas, urbanísticas y que todo lo que se haga sea absolutamente legal”, añadió.

Más

Fotos

Vídeos