Ciudadanos bloquea la negociación de los presupuestos hasta que el PP mueva ficha

Cassá en Gibralfaro, uno de los proyectos que considera que no avanzan como quisieran. /P. R. Q.
Cassá en Gibralfaro, uno de los proyectos que considera que no avanzan como quisieran. / P. R. Q.
La Casona del Parque

No abordarán las cuentas hasta que no se cierre el futuro de Limasa, se mejoren los equipamientos de bomberos y se avance en el plan de Gibralfaro

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Octubre. En los años deliciosos para el PP y su mayoría absoluta, los Presupuestos ya estaban casi cocinados por esta época. Más tarde se aprobaban en diciembre o no, dependiendo de la pantagruélica agenda del alcalde Francisco de la Torre. Pero, como dijera Bécquer malherido de amor, esas golondrinas (léase tiempos) no volverán. Al menos en esta legislatura de minoría larga o mayoría corta, según se mire.

No hay nada como tener la sartén por el mango, y en la pareja de conveniencia PP-Ciudadanos, está claro que los naranjas son los que parten el bacalao. Por eso, mientras los populares andan haciendo malabarismos para que la oposición se preste a aprobarle los presupuestos con andanadas como la de los ediles populares Teresa Porras o Raúl Jiménez en la comisión de Medio Ambiente votando en contra de propuestas de Málaga Ahora o el edil no adscrito y bendecido por Podemos, Juanjo Espinosa si no les dan el plácet a las cuentas del 2018, los naranjas esperan sin prisa pero sin pausa a que sea el equipo de gobierno el que mueva ficha.

Otro asunto a abordar son las inversiones financieramente sostenibles. Las malas lenguas cuentan que algunos dejaron el asunto compuesto, con novio e iglesia y cura, pero sin monaguillos. Y al final, ya saben, todo proceso burocrático requiere de muchas consideraciones. Así que aunque estuviese el señor Conde dispuesto, sólo eran unos pocos los que le seguían en la ceremonia para cerrar estas cuentas y llevarlas a un pleno extraordinario en agosto, que no pudo ser. El edil de Economía no ceja el empeño y prevé que se puedan aprobar prontamente, a ser posible en el pleno de este mes de octubre, como explicaba.

Pero ahora están sobre la mesa las cuentas de 2018, así que se acumula el trabajo en Economía, una cartera que en mayoría absoluta era de paseo y fiscalización, y en la que ahora hay que fajarse y negociar hasta la extenuación. Eso sí hay que reconocérselo a Conde, al que esta vez parece ser que no le valdrá del todo la cintura política para negociar con Ciudadanos hasta que su jefe y sus compañeros no decidan y cierren el futuro de Limasa, pública o privada, pero que muevan ficha de una vez por todas, explicaban ayer los naranjas, cansados de las eternas indecisiones de De la Torre.

Otra de las líneas rojas para el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá y su segundo, Alejandro Carballo, son los bomberos, para los que piden un nuevo reglamento así como infraestructuras y medios, aunque no entran en la negociación de su convenio colectivo. Gibralfaro es otro de los asuntos prioritarios, del que se quejan que no sale adelante por la «mala coordinación entre Medio Ambiente y Urbanismo», como afirman sin ambages. Ypor último, les gustaría empezar a desbloquear el futuro de los terrenos de Repsol.

Al otro lado de la barrera, Conde explica que C’s no tiene líneas rojas porque no es el PSOE, que ellos las «tienen naranjas, y que al final no llevan las cosas al extremo, y acabamos dialogando por el bien de la ciudad, como hacemos siempre». Al edil de Economía actitud no le falta, sólo que esta vez todo hace barruntar que la cosa pinta peor. Hagan juego. Esto no ha hecho más que empezar.

Málaga Ahora. Los falsos autónomos del OMAU

La portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, pondrá en un brete al concejal de Economía, Carlos Conde, la próxima semana en la que le preguntará de nuevo sobre los falsos autónomos del OMAU, Medio Ambiente y Comercio, una información que va cayendo con cuentagotas y que precisamente casi nunca llega de manos del equipo de gobierno del PP.

Ysabel Torralbo.
Ysabel Torralbo. / Sur

Aunque estas irregularidades no están estrictamente dentro la cartera de Conde, lo cierto es que al ser el edil de Personal le ha acabado cayendo el chumbo encima, así hablando mal y pronto. Para Torralbo es prioritaria más transparencia sobre este asunto, y que el PP dé un informe riguroso, ya que la Inspección de Trabajo detectó una veintena de falsos autónomos en el Ayuntamiento, de los que, al menos en el OMAU cinco han vuelto a sus puestos de trabajo gracias a sendas sentencias del TSJA, que el Consistorio ha recurrido al Supremo, como adelantó esta sección. Otro tema a profundizar es cuánto le están costando al erario público las multas por estas contrataciones.

Fotos

Vídeos