Cientos de pasajeros, afectados por la cancelación de dos vuelos de Vueling

Colas ante los mostradores de Vueling en el aeropuerto de Málaga la noche del martes. :: P.C./
Colas ante los mostradores de Vueling en el aeropuerto de Málaga la noche del martes. :: P.C.

Suspendidas una operación procedente del aeropuerto de Palma y otra de Málaga a Santiago de Compostela

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

La indignación y la impotencia se apoderaron de los más de dos centenares de pasajeros que se quedaron en tierra, sin poder viajar como tenían previsto, al cancelar Vueling dos vuelos en la noche del martes. Uno tendría que haber partido de Málaga rumbo a Santiago de Compostela a las 21.15 horas y el otro debería haber salido del aeropuerto de Palma de Mallorca a las 22.20 horas con destino al de Málaga. Los viajeros se encontraron con la desagradable sorpresa, en plena noche, de que Vueling, compañía de vuelos baratos perteneciente al grupo IAG, suspendía ambas operaciones. Fuentes de Vueling dijeron a este periódico que la cancelación se relacionó con la huelga general del transporte habida en Francia. Ese paro afectó a las operaciones de las aerolíneas. En concreto, el vuelo de Palma a Málaga acumuló mucho retraso durante el día y por la noche fue imposible que despegase, aseguraron desde Vueling. Añadieron que los pasajeros que lo solicitaron fueron alojados en hoteles y que a lo largo de ayer fueron reubicados en otros vuelos.

Fuentes de las personas perjudicadas por esa cancelación se pusieron en contacto con este periódico y denunciaron los hechos. «Nos cancelaron el vuelo sin darnos explicaciones. Primero nos dijeron que la salida se retrasaba y, más tarde, se notificó que el avión no iba a realizar el vuelo previsto», relató uno de los usuarios perjudicados. «He tenido que buscarme otras opciones para llegar a Málaga, ya que Vueling no ha sido capaz de solucionarme el problema», subrayó el afectado.

Otro viajero que se quedó en tierra señaló que tuvo que ponerse en una larga cola para recuperar sus maletas, puesto que el equipaje ya había sido facturado cuando se anunció que el vuelo quedaba cancelado. «Esto ha sido un desastre. He estado casi una hora aguardando hasta que he podido coger mis maletas. Y, aun siendo un engorro, no ha sido lo peor. Lo más negativo es que esta mañana (ayer para el lector) tenía una reunión importante de trabajo en Málaga y no he podido acudir», se lamentó el pasajero, que finalmente llegó a la capital de la Costa del Sol por la tarde tras volar de Palma a Madrid y luego enlazar con el aeródromo malagueño.

La compañía dice que la causa de las cancelaciones fue una huelga general del transporte en Francia

Otra de las personas que sufrió la cancelación de la operación de Vueling que tendría que haber despegado del aeropuerto mallorquín a las 22.20 horas se quejó de la falta de información por parte por la compañía aérea. «Como siempre, los pasajeros hemos sido los que hemos pagado el pato», recalcó.

Igualmente, Vueling canceló el martes el vuelo directo entre Málaga y Santiago de Compostela, que tendría que haber partido del aeropuerto malagueño a las 21.15 horas. El motivo también fue la huelga general del transporte de Francia. Las alternativas que la compañía planteó a los pasajeros afectados por la suspensión fueron dos. Por un lado, se les propuso volar en la tarde de ayer desde Granada a Barcelona para coger hoy miércoles un avión que los llevase a Santiago. Por otro lado, les dio la opción de ir hasta la ciudad compostelana en un autobús que fletaría Vueling. Los pasajeros perjudicados no pudieron ser reubicados en el vuelo directo de anoche entre Málaga y Santiago, porque ya estaba completo.

Fotos

Vídeos