Cerrado de Calderón: un parque muy nuevo y muy sucio

Los niños juegan en los toboganes rodeados de basuras./Juan Calderón
Los niños juegan en los toboganes rodeados de basuras. / Juan Calderón
COSAS DE LA CIUDAD

Vecinos se quejan de la suciedad que se acumula en el recinto recién instalado

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

El nuevo parque infantil que se ha instalado en la calle Unidad de Cerrado de Calderón se encuentra muy sucio y los vecinos que acuden al recinto se quejan por ello. «Las papeleras están a rebosar, hay suciedad esparcida por el suelo y el mal olor y las moscas abundan por el recinto», denuncian algunos de los usuarios de este recinto. Algunos padres y madres muestran su sorpresa porque dicen que se trata de un lugar nuevo a donde acuden a diario muchos niños, por lo que afirman que no entienden que se encuentre en esas condiciones tan lamentables. «Si no está abierto al público y por eso no vienen a recoger las basuras no tiene sentido que nos dejen entrar y traer a los niños», afirman, y señalan no tener constancia de ninguna inauguración oficial del recinto, aunque aseguran que el mismo permanece abierto desde finales de agosto. Quizás la ausencia de una apertura oficial obedezca al no estar del todo terminado el recinto, ya que según algunos usuarios dicen que «aún se pueden ver restos de obras y en algunos lugares algunos tornillos que sobresalen peligrosamente».

El parque en cuestión está situado en la parte baja de Cerrado de Calderón, en un espacio rodeado por un viario con tráfico rodado donde además del parque infantil se ha instalado un seto vegetal acompañado de una alineación de árboles y un sendero perimetral que recorre toda la superficie y cuyo uso puede compartirse con las actividades de juego.

Virgen de las Flores: reclaman más limpieza en otro recinto infantil

Se queja Puri Sánchez de la suciedad que hay en el parque ubicado junto al campo de fútbol del Malaka, en la calle Virgen de Las Flores. «Es tercermundista», dice, y asegura que «nuestros niños juegan entre basuras y moscas». Según indica, en ese recinto «solo se recogen las papeleras los sábados después del rastro. Aquí parques y jardines no aparece».

Otra usuaria del mismo recinto afirma que ese parque «se acabará convirtiendo en zona de acceso prohibido por contaminación», pues manifiesta que «el hedor que desprende cada rincón del parque es insoportable y cualquier día pillamos una infección, !no hay derecho!». Y una tercera manifiesta que han recogido firmas y las han entregado al Ayuntamiento, sin resultado. «No hacen nada, los juegos están rotos y el Ayuntamiento se lava las manos», manifiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos