Un centenar de alumnos del Puerta Oscura dejan de entrenar por la denuncia de ruido

La medida afectará a siete equipos del club. /Sur
La medida afectará a siete equipos del club. / Sur

El instituto cierra a las 20.00 horas, lo que deja a siete equipos del club sin lugar para el ejercicio

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Un centenar de deportistas del CD Puerta Oscura van a tener que buscarse otro lugar de entrenamiento al seguir adelante la denuncia por ruido que pesa sobre el colegio. El IES Puerta Oscura –espacio en el que entrena el club deportivo– cerrará sus puertas a las 20.00 horas, lo que dejará sin poder entrenar a siete equipos del club.

Este anuncio, que pilló por sorpresa a los responsables del club deportivo, se produce después de que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía no hayan firmado aún el convenio al que se comprometieron el pasado mes de julio y que iba a permitir ampliar hasta las 22.00 horas el horario autorizado para realizar actividades extraescolares. Mientras eso llegaba, aunque la Junta sólo autoriza a los clubes entrenar hasta las 20.00 horas, desde siempre ha existido «una especie de vista gorda» que ahora se ha eliminado por completo.

En ese mismo acuerdo, que no ha sido firmado aún pese a ser anunciado a bombo y platillo tanto por el alcalde, Francisco de la Torre, como por la delegada de Educación, Patricia Alba, al Ayuntamiento se comprometía a insonorizar el CEIP Lex Flavia (actuación que también se encuentra pendiente).

Desde la Delegación de Educación se limitaron a recordar que estos entrenamientos tienen lugar fuera de los horarios escolar y extraescolar y que no están reservados al alumnado del centro, por lo que se realizan allí «dada la falta de equipamiento deportivo municipal en la capital malagueña y en especial la carencia de pabellones polideportivos cubiertos».

Sobre la falta de acuerdo para ampliar el horario autorizado en las instalaciones escolares recuerdan que el pasado mes de julio la Delegación de Educación remitió al Ayuntamiento de Málaga el borrador de convenio que regularía el uso de instalaciones deportivas escolares fuera de los horarios escolar y extraescolar y que «el Ayuntamiento ha introducido modificaciones en el texto que no son compatibles con la normativa que lo rige».

Denuncia vecinal

Tras ser informados de la noticia, los responsables del club deportivo denunciaron en redes sociales la «campaña persecutoria y amenazante» recibida desde hace dos años por parte de un vecino y acusaron a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Málaga, «que han evitado en repetidas ocasiones la firma de un acuerdo para tener la autorización legal de uso de las instituciones». En esta misma carta dirigida a todos los padres, deportistas y simpatizantes alertan de que más de 100 jugadores de siete equipos del club se van a quedar sin poder entrenar «con el riesgo de desaparición en un corto plazo».

Los problemas de este club se suman a los ya conocidos de los equipos de baloncesto del club Adesa, de Salesianos, que también se han quedado sin instalaciones para entrenar después de que el colegio Lex Flavia suspendiera los entrenamientos por temor a otra denuncia.

Fotos

Vídeos