El cementerio de mascotas que proyecta Parcemasa estará a comienzos de 2019

Recreación de las instalaciones del futuro cementerio de mascotas. /SUR
Recreación de las instalaciones del futuro cementerio de mascotas. / SUR

La inversión será de un millón de euros, que se amortizaría en 12 años con la previsión de unos 2.400 servicios anuales entre incineraciones, entierros y actos de despedida

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El cementerio de mascotas que proyecta Parcemasa podría ser una realidad en un año. Ésa es al menos la previsión que manejan en la empresa municipal que gestiona los camposantos de la ciudad para hacer realidad esta iniciativa en la que, como alternativa a la incineración que en la provincia ya realizan varias residencias caninas, se ofrecerán otros servicios como traslados, celebración de actos de despedida, entierros y alquiler de columbarios y nichos. Las futuras instalaciones, que necesitan una inversión de un millón de euros, se ubicarán en una parcela de 15.000 metros cuadrados junto al cementerio de San Gabriel, aunque con una entrada independiente.

En el consejo de administración que la empresa municipal celebró ayer se mostraron ayer los primeros bocetos, con la previsión de que a comienzos de año pueda someterse a votación el proyecto de ejecución y la licitación de las obras, que tendrán un plazo aproximado de ejecución de un año, aunque se esperan acortar los tiempos. Según el plan de viabilidad y el estudio de mercado elaborados por los economistas José Pérez-Bryan y Javier Caro, el millón de euros que costarán las nuevas instalaciones se podría amortizar en unos 12 años, teniendo en cuenta que según los cálculos recogidos en este informe los beneficios podrían rondar los 80.000 euros anuales.

Unos datos que se tomen en base a una serie de aspectos, como una encuesta en la que se concluye que el 89 por ciento de las personas con perro a su cargo contrataría alguno de los servicios ofrecidos, destacando la incineración (64 por ciento) y los entierros (54 por ciento).

Asimismo, partiendo de que en Málaga capital hay unos cien mil perros registrados y que la esperanza de vida media es de unos 13 años, se estima que cada año mueren alrededor de 7.500 canes. A la hora de dibujar un futuro escenario, los autores del estudio de viabilidad han sido prudentes y determinan que, en el caso de que uno de cada tres personas contrataran algún servicio, en el cómputo anual supondrían unos 2.400.

Precios

Para cuantificar los ingresos que se generarían se han establecido unas tarifas, que no tienen por qué ser las definitivas. Aún así, sí que pueden servir como aproximación. Según este estudio, la incineración costaría 140 euros y el entierro en fosa, 150. El columbario en propiedad tendría un precio de 350 euros, mientras que en alquiler sería de 45 euros anuales (30 euros los nichos).

Con estas variables, la estimación es que el primer año se ingresarían 464.230 euros, frente a los 400.000 que se gastarían entre personal, impuestos, y los equipos para realizar los trabajos. Aunque aún le queda una larga tramitación, en el Área de Sostenibilidad Medioambiental calculan que el cementerio de mascotas podría estar listo en algo más de un año. Además, antes de la entrada en servicio habrá que plasmar las tarifas en la ordenanza que regula los precios en Parcemasa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos