Cassá se viene arriba y le dice a De la Torre que aproveche su último año

Cassá y los suyos viven un momento dulce./P. R. Q.
Cassá y los suyos viven un momento dulce. / P. R. Q.
La Casona del Parque

«Igual el PP nos tiene que pasar las líneas azules de los presupuestos, como hacemos nosotros ahora con las naranjas», afirma el portavoz de Ciudadanos

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Ciudadanos vive una época naranja, llena de optimismo, que destilan en cada encuentro. Disfrutan de su poder de ser la llave de la gobernabilidad bloqueando los presupuestos si el equipo de gobierno del PP no cumple sus líneas naranjas y se regodean de los buenos resultados de sus encuestas, seis o incluso siete concejales para las municipales de 2019 en la última.

Su portavoz Juan Cassá se venía estos días arriba y decía, sin despeinarse, que el alcalde Francisco de la Torre aproveche de su último año porque a lo mejor va a ser él el que tenga que apoyar a Ciudadanos en el próximo mandato municipal.

En el discurso ponía un ejemplo curioso:«Igual el PP nos tiene que pasar sus líneas azules para que aprobemos nuestros presupuestos; salimos a ganar». Además, añadía una frase enigmática: «Los del PP dan por supuestas cosas que yo quiero ver».

En esta oración también podría jugar, implícita o explícitamente, con la foto que hace unos días se hizo Cassá con el portavoz socialista Daniel Pérez, para que continúe el proyecto del metro al Civil, que ha puesto de uñas a los populares. Nunca hasta ahora Cassá había hecho una ‘performance’ con el(la) portavoz socialista, antes María Gámez solos, aunque al principio de la legislatura sí se prodigasen instantáneas con toda la oposición defendiendo algún proyecto todos a una.

Todo apunta a que Ciudadanos va a seguir apretando para que los presupuestos no se aprueben sin una Limasa mixta, la ejecución del proyecto en el monte Gibralfaro, la solución al conflicto de los bomberos y que se despeje el futuro de los terrenos de Repsol, puntos en los que presentaron incluso un acuerdo. Si el año pasado las cuentas se aprobaron en abril, queda por ver cuándo se hará este año. Ciudadanos sigue con sus líneas. Inamovibles, dicen. Los chicos naranjas viven una buena época y la disfrutan.

Francisco Pomares, en el centro de la imagen.
Francisco Pomares, en el centro de la imagen.

Las cábalas. El reparto de carteras sigue en los pasillos

Las cábalas del reparto de carteras de Julio Andrade, que saldrá de concejal para dedicarse a cuestiones de la ONU en Málaga (en la Casita del Jardinero) sigue dando que hablar en los pasillos del Ayuntamiento entre propios y extraños.

Si anteayer parecía que el alcalde Francisco de la Torre no iba a hacer muchos cambios y que el edil entrante José del Río podría asumir el pack completo que tenía Andrade, es decir Turismo, Derechos Sociales, Buen Gobierno y Transparencia y el distrito de El Palo, ayer los propios se extrañaban muy mucho de que el regidor le deje a Del Río una cartera tan sensible como Derechos Sociales y en la que hay que estar especialmente entrenado para entender las sensibilidades de todos los colectivos, un trabajo en el que hay que tener mucha empatía. Porque si bien las directoras general del área Ruth Sarabia y la técnica, Mar Moreno, respectivamente hacen un buen trabajo, queda la vertiente institucional y de cara a la galería, en la que toca presidir la comisión de Derechos Sociales, debatir mociones en el pleno y asistir a debates sobre la transexualidad y sus derechos, por ejemplo, en los que muchos no ven a Del Río como el candidato adecuado. Así que, sentido común, algunos pensaban que el alcalde podría echar mano a Francisco Pomares para estas tareas, que ya compaginó en el pasado mandato municipal con Urbanismo. Un área, Derechos Sociales, en la que este edil popular está muy bregado.

Maeso y De Pablos.
Maeso y De Pablos. / P. R. Q.

Quejas de movilidad. Cruzada de los discapacitados por el carril bici

Sufrieron lo indecible para que en un pleno el Ayuntamiento les reconociera su derecho a usar el carril bici, una conquista social, como ellos llamaban. Pero más tarde, las leyes, decía el área de Movilidad, que dirige Elvira Maeso, no les protegían con este cambio y no lo llevaron a cabo en las ordenanzas. Esos acuerdos que se quedan en vía muerta...

Desde entonces, y de eso hace ya meses, el divorcio entre el área de Movilidad y Grupo de Desarrollo Málaga Accesible, que aglutina a todas las asociaciones de personas con problemas de movilidad se hizo patente. De hecho, la nombraron hace algo más de un año en una asamblea ‘área hostil a los derechos de las personas con discapacidad’. Ahora su portavoz, Alfredo de Pablos, apoyado por el colectivo y con los guiños de la asociación de ciclistas Ruedas Redondas, ha iniciado una campaña sin tregua en Twitter contra la citada área por el mal estado de calles y la poca accesibilidad que tienen, con tuits en los que destilan desazón poniendo un vídeo de la avenida Carlos Haya llena de obstáculos y en la que sólo se puede circular por el carril bici. Tendrán una reunión con Movilidad en pocos días. A ver qué sale de ahí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos