La Casa Invisible cancela las jornadas con los expresos del GRAPO

La Casa Invisible cancela las jornadas con los expresos del GRAPO
Fernando González

El colectivo rectifica tras la polémica en un intento de retomar la negociación con el Ayuntamiento para regularizar la cesión del edificio

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La Casa Invisible ha acordado suspender las jornadas sobre la libertad de expresión previstas para este sábado tras la polémica generada a raíz de la invitación a una charla con dos expresos de la organización terrorista GRAPO y la actuación del rapero marbellí Leszno, recientemente condenado por enaltecimiento del terrorismo. Según afirman los representantes de este colectivo, lo hacen para "evitar tergiversaciones" en torno al sentido de las citadas jornadas, pero esta decisión también se enmarca en un intento de retomar la negociación que desde hace años mantienen con el Ayuntamiento para asumir la gestión de este inmueble de titularidad municipal que fue 'okupado' en marzo de 2007 para crear un centro social y cultural. Un objetivo que contrasta con la determinación con la que el equipo de gobierno del PP ha anunciado que rechazará la solicitud de cesión directa, recuperará el edificio y sacará a concurso su rehabilitación y explotación como espacio cultural.

"A nosotros siempre se nos va a encontrar defendiendo los derechos humanos. Y ahora que estamos viendo condenas a raperos o tuiteros se plantearon unas jornadas para debatir sobre la libertad de expresión, pero las malinterpretaciones que se están produciendo nos aconsejan rectificar y suspender este acto para replantearlo y reconfigurarlo de forma que no se pierda su foco", ha afirmado el profesor universitario Florencio Cabello, responsable de programación y financiación de La Invisible, quien además de reconocer que han "pecado de ingenuos" también ha querido criticar "el oportunismo político de Ciudadanos", formación que tras la también polémica exposición que incluía una bandera de España con forma de horca llevó al pleno municipal la moción apoyada por el PP para recuperar el edificio y sacar a concurso su gestión.

Pese a este acuerdo político entre equipo de gobierno y su socio de investidura, los colectivos que conforman La Invisible insisten en reclamar la cesión del inmueble para "cerrar esta etapa de incertidumbre". "Somos los primeros en querer regularizar esta situación. Por eso constituimos la Fundación de los Comunes para darle personalidad jurídica (declarada de utilidad pública por el propio Consistorio) y en abril de 2016 les presentamos un proyecto básico para rehabilitar el edificio", ha expuesto la responsable del equipo jurídico, Amanda Romero, para "apelar al alcalde a que cumpla los compromisos adquiridos y ceda el inmueble por la fórmula de la adjudicación directa debido al interés general para la ciudad, al igual que se hace con las cofradías y otras organizaciones a las que se les ceden inmuebles y solares".

Cómo ha venido informando este periódico, el argumento que utiliza el Ayuntamiento para cortar la negociación que desde hace años se viene manteniendo en esta línea es el "incumplimiento sistemático" de la orden de la Gerencia Municipal de Urbanismo que impide la celebración de actos de concurrencia pública en el inmueble debido a su mal estado de conservación. Desde La Invisible se muestran dispuestos a financiar su rehabilitación (aseguran estar a punto de lograr fondos para adelantar una primera fase valorada en 150.000 euros, aunque el total rondaría el millón), aunque para ello necesitan previamente que la cesión en precario se convierta en definitiva.

Texto íntegro del comunicado

Entendemos que el propósito de incluir en la mesa de debate una perspectiva histórica sobre cárcel y amnistía vistas desde la Transición ha eclipsado de modo indeseable el foco sobre las amenazas presentes al derecho constitucional fundamental a la libertad de expresión (denuncias y condenas a músicos, humoristas, publicaciones satíricas, etc.) sobre las que queríamos centrarnos. Ante ello, y para evitar tergiversaciones que agiten fantasmas del pasado jugando con los sentimientos de mucha gente, la Casa Invisible acuerda replantear la actividad prevista para más adelante. De este modo, esperamos que por fin el debate (con toda su polémica, la cual nunca rehuimos) se centre donde siempre quisimos que lo hicera: en la defensa de la libertad de expresión artística como un derecho humano fundamental en un momento en que esta se ve recortada y perseguida como hacía décadas que no se veía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos