El cartel del carnaval deberá modificarse tras las acusaciones de plagio

Fotografía tomada por Marco Secci. :: getty images/
Fotografía tomada por Marco Secci. :: getty images

La Fundación Ciudadana Carnaval de Málaga retira la obra y pide al autor que la cambie para garantizar su originalidad

JUAN SOTO MÁLAGA.

El arlequín que debía representar al Dios Momo en el cartel anunciador del carnaval del próximo año va a pasar a mejor vida. La Fundación Ciudadana del Carnaval de Málaga anunció ayer la retirada del cartel presentado el pasado sábado después de que el autor original de dicha imagen haya reclamado derechos de autor tras considerarla un plagio. «La institución dejará de utilizar el cartel anunciador del Carnaval 2018 tras la solicitud de derechos de autor de la fotografía en la que se basa la figura del Dios Momo», expresaron en un comunicado.

En un intento de salvar el cartel anunciador del próximo año, desde la Fundación adelantaron que el artista Curro Claros modificará los elementos necesarios del cartel «para salvar su originalidad y derechos, dándose a conocer en próximas fechas su imagen definitiva». En esta línea, anunciaron que van a eliminar de todos sus canales el cartel y pidieron disculpas por los problemas que se hayan podido ocasionar.

La imagen objeto de la polémica es la de un arlequín que Claros presentó como el Dios Momo pero que en realidad era la copia de una fotografía tomada por el italiano Marco Secchi con motivo del carnaval de Venecia en el año 2013. Tal y como se observa en las imágenes que se adjuntan a esta información, el plasmado en el cartel es una copia exacta del original salvo que cada uno mira hacia un lado. Tras destapar este periódico el polémico parecido, el propio Marco Secchi se manifestó en su perfil de Twitter y no dudó en tildarlo de plagio. «Se dice que 'el plagio es la mejor forma de adulación'... lectura interesante... no estoy seguro de lo que dirán los abogados de @GettyImages», escribió. Getty Images es uno de los principales bancos de imágenes del mundo y quien tiene el derecho sobre la instantánea.

Desde que se conoció la noticia, las redes sociales han ardido con comentarios a favor y en contra del diseño. Y por ello la Fundación aclaró ayer en su comunicado que ellos, como institución privada, no realizan en la actualidad ningún concurso para la elección del cartel, por lo que no existe premio económico alguno para su autor, «quien decidió en el momento de recibir el encargo y por voluntad propia regalar la obra a la ciudad de Málaga».

En el escrito concluyen que desde la organización velarán por el mayor celo en la originalidad de cuantas creaciones dependan de su ámbito competencial como fiesta de la ciudad de Málaga, tanto a nivel pictórico como en cuantas obras artísticas dependan de su ámbito de actuación.

Curro Claros también se expresó ayer mismo en su perfil en redes sociales y dijo que «dada la repercusión de la pintura» y tras utilizar una fotografía de carácter privado, «para proteger mi obra vengo a bien prescindir de ese elemento y sustituirlo para salvaguardar su originalidad».

El autor del cartel había afirmado en su día no comprender bien el origen de la polémica, ya que él había explicado durante la presentación de la obra que se trataba de una composición tipo 'collage'. «Busqué una foto por internet, porque los autores de carteles se basan en imágenes reales», se defendió. «Es como si te encargan el cartel del Cautivo y quieres representar la imagen», añadió antes de conocer que su obra iba a tener que ser modificada.

Fotos

Vídeos