El camino hacia el ‘sí quiero’ de Dani Pérez

Dani Pérez con sus compañeros en el grupo socialista. /P. R. Q.
Dani Pérez con sus compañeros en el grupo socialista. / P. R. Q.
La Casona del Parque

El portavoz socialista anuncia a sus compañeros el compromiso que adquiere con su novia de cuatro años, una periodista llamada Nuria

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Era imposible no enterarse. Tenía una sonrisa de oreja a oreja, de esas que se dibujan sola y trastocan al alza las facciones de la cara para todo el día. Ese ‘because I’m happy clap along if you feel...’ que cantaba Pharrell Willians. Son esos sentimientos, esas caras gloriosas que no se pueden ocultar. ‘L’amour’, que dicen con una entonación in crescendo y muy ceremoniosos los franceses.

Con este gesto nadie puede hacer mutis por el foro. O casi nadie que no disimule meridianamente bien. Y el portavoz socialista Dani Pérez tiene otras virtudes, pero la de ocultar sus sentimientos no está entre ellas. Así que entre la enigmática sonrisa, persistente, labrada con cincel del joven político y las caras cómplices de buena parte del grupo socialista, era inevitable preguntarle.

A ver señor portavoz, ¿qué acontece? Hace días que casualmente algunos ediles de este grupo municipal comentan que hay una pareja de tórtolas turcas justo enfrente del balcón socialista. La imagen de estas aves en pleno cortejo nupcial bien serviría para explicar lo que está pasando dentro, traspasando la puerta del balcón.

Bueno, sólo quedaba pedirle que soltara prenda, o ese ‘spill the beans’ que usan irónicos los británicos. «Pues eso», decía sin querer entrar en faena. Pero, ¿eso qué? Parecía un examen de Secundaria. Pues que le he pedido a mi novia que nos casemos. Ah, ¡qué bien!, ¿no?, ¿y? Pues nada, que estamos prometidos.

Entre unos y otros era también inevitable, preguntarle algún detalle. Lo obvio: cuándo, cómo, por qué...vamos las cinco uves dobles de Warren pero en castellano...lo que se habla incluso en los ascensores, que a cualquier anglosajón le traspasaría. Tras la la petición, romántica y muy especial que, ruborizado, pide expresamente no contar para el común de los lectores –lo que se siente–, sólo queda explicar someramente que fue tras una cena y con un anillo. Bueno, a la antigua usanza, que dirían los más jóvenes. Dani Pérez siempre ha sido muy tradicional.

Como algún compañero no paraba de preguntarle detalles, Pérez, hacía un somero repaso por la época en la que se conocieron. Ella, Nuria, es periodista. Él se quedó prendado de ella una vez que coincidieron en una rueda de prensa, y no dudó en preguntar a otro periodista santo y seña de su ahora prometida. Y como el que la sigue, la consigue, con el tiempo consiguió acercarse a ella. De eso hace ya cuatro años.

Dani, de 37 años, y Nuria, de 30, suelen colgar sus fotos en redes sociales como hacen otras muchas parejas jóvenes y no tan jóvenes dando cuenta de sus actividades, y sus visitas, entre ellas, una de las últimas al parque natural sierra de las Nieves, que va camino de ser parque nacional. Salvando las distancias porque en España no existen las o los consortes, que en el segundo caso haberlos haylos afortunadamente, en Estados Unidos no hay candidato que se precie que no se acompañe de un partener que no le vaya a la zaga. Aquí en España es frecuente la combinación político(a) y periodista. Lo que parece evidente es que Dani Pérez tendrá en su compañera reportera una buena consejera para esto de lidiar con los medios de comunicación y mostrar su mejor cara. Aún no hay fecha ni sitio, pero todo se andará.

Pepa Flores aúna a los partidos

La iniciativa de Málaga Ahora para concederle la medalla de la Ciudad a la actriz y cantante Pepa Flores –de niña, Marisol– contó ayer con el apoyo previo de todos los grupos de la Casona, PP, PSOE, Ciudadanos e IU-Málaga para la Gente, por lo que la moción para iniciar el expediente de concesión de la distinción, que se aprobará mañana viernes, se elevará a institucional. Tras esto, se designa un juez instructor, que recabará todos los apoyos con los que cuenta la intérprete, malagueña de pro, para recibir esta distinción.

Seguridad reordena la entrada

Las quejas frecuentes desde la semana pasada, cuando el área de Seguridad, que dirige Mario Cortés, cambió el protocolo de la entrada se fueron sucediendo hasta que en la actual se aminoraron ostensiblemente, lo que muchos achacaron al ‘cambio de guardia’, es decir a quién hace los turnos policiales a la entrada. Así de sencillo.

No obstante, ya hay directrices para ordenar el paso a la Casona, y parece ser que los que acudan a trabajar frecuentemente como funcionarios de otras áreas y medios de comunicación estarán acreditados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos