Cambio de arbolado en Torre Atalaya

Ficus en la calle Carmen Conde de Teatinos que serán sustituidos.
Ficus en la calle Carmen Conde de Teatinos que serán sustituidos. / J. M. A.
COSAS DE LA CIUDAD

Los ficus de la calle Carmen Conde serán sustituidos y los vecinos piden la limpieza de un solar

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los árboles existentes en la calle Escritora Carmen Conde y calles adyacentes, en la urbanización Torre Atalaya, en Teatinos, van a ser sustituidos. Se trata de unos ficus que están ocasionando problemas, por lo que se ha decidido sustituirlos por otros ejemplares que serán plantados en octubre. La semana pasada se iniciaron los primeros trabajos para construir unos salientes donde se colocará el nuevo arbolado para retirarlo de esta forma de la acera, que es estrecha, y de la proximidad a las viviendas, según indicó a este periódico el director de Parques y Jardines, Javier Gutiérrez del Álamo, quien señaló que se trata de una actuación llevada a cabo en conjunto por la oficina del Distrito de Teatinos y por Parques y Jardines, tras las reclamaciones realizadas por los vecinos de la zona. Es sabido que los ficus son unos ejemplares que causan bastantes problemas en la ciudad, ya que sus raíces suelen levantar el pavimento. En los dos últimos años, el Ayuntamiento ha eliminado un total de 734 árboles de las calles de la ciudad y se han plantado 1.424 ejemplares casi siempre en el lugar que se dejó vacío.

Solar

Otro de los problemas que preocupa a los residentes de Torre Atalaya es la presencia frente a sus viviendas de un enorme solar donde crece abundante vegetación que consideran es un foco de insectos, cucarachas y ratas. Carmen María Galván es una vecina de la zona que desde hace tiempo se viene quejando de forma reiterada por las condiciones en que se encuentra dicho solar, situado también junto a la calle Escritora Carmen Conde, ya que además de considerar de que es la causa de la presencia de esos insectos y roedores en la zona, supone un peligro ya que está lleno de maleza y existe riesgo de incendio.

Asegura esta vecina que el Ayuntamiento ya tiene conocimiento de la existencia de dicho solar porque los vecinos han solicitado en varias ocasiones que obligue a sus propietarios a limpiarlo y vallarlo. Eso o que le impongan una multa de 3.000 euros por no hacerlo, como contempla la normativa. Pero critica que en todo este tiempo no se toman medidas y teme que, con la llegada del verano, vuelvan a sufrir las molestias y los inconvenientes de otros veranos.

La poca limpieza de la zona y el abandono de la urbanización son otras cuestiones planteadas por esta vecina.

Keromnes, reformada.

Keromnes: una calle que resulta peligrosa

Tras su remodelación, la calle Keromnes, junto al hotel Miramar, se ha transformado y ahora nada tiene que ver con lo que era antes, una calle llena de coches estacionados a uno y otro lado. Su transformación ha sido grande y ahora es una calle semipeatonal cuyo uso es compartido tanto por los peatones como por los vehículos. Una adaptación que está costando por los comentarios que nos llegan de algunos vecinos. Así una vecina de La Malagueta se queja de que los coches pasan por allí a demasiada velocidad para ser un espacio compartido, y echa en falta pasos de peatones que, con la nueva configuración de la vía, no tienen cabida. «Los coches pasan muy rápido y los peatones nos vemos sorprendidos muchas veces ya que al no existir aceras, no sabemos por donde pasar y además hay algunos establecimientos que colocan pizarras en el tramo que se supone es para que pasen los peatones», dice.

El Ayuntamiento colocó en su momento unas señales indicativas de que la zona es residencial y por tanto los vehículos deben aminorar la velocidad al pasar por allí.

Fotos

Vídeos