Cosas de la Ciudad

Calle Joselito: piden un aparcamiento más cercano

Pedro Cruzado es ayudado por José Cortés en su desplazamiento../
Pedro Cruzado es ayudado por José Cortés en su desplazamiento..

Solicitan una plaza de aparcamiento para personas con movilidad reducida para un obrero jubilado de la Carretera de Cádiz

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

Las dificultades que le supone a Pedro Cruzado Pérez recorrer los alrededor de cincuenta metros que le separan de la única plaza de aparcamiento para personas con movilidad reducida que hay al principio de la calle Joselito, en el distrito de la Carretera de Cádiz, no pasa desapercibida para sus vecinos, quienes le ayudan en todo lo que pueden, incluso en cederle el aparcamiento más próximo que hay junto al portal de su domicilio, como hace Antonio Aragonés, de la imprenta Aragonés ubicada en la misma calle. Y es que ver las dificultades que tiene Pedro Cruzado, un obrero jubilado del sector de la construcción, con graves problemas de movilidad, desplazándose a duras penas con un andador o últimamente en silla de ruedas para llegar a su vehículo es algo que ha llevado a sus vecinos a pedir que le pongan una plaza de aparcamiento en la puerta de su portal para facilitarle sus desplazamientos. José Cortés, un vecino de la zona que de forma solidaria le ayuda cada vez que lo ve desplazarse con tanta dificultad, dice que hace unos seis meses solicitaron que trasladen la única plaza de aparcamiento que hay para personas con movilidad reducida en el número 1 de la calle Joselito al número 3, que es donde vive Pedro Cruzado. «Pedimos que le facilitaran la vida a este hombre, porque la plaza que hay en la calle la usaba otro vecino que ya ha fallecido, y a Pedro se le hace muy complicado recorrer ese trayecto», señala. Pero hasta la fecha no ha habido respuesta. Mientras, Pedro Cruzado reconoce que le cuesta mucho trabajo llegar al aparcamiento que hay al principio de la calle. Asegura además que muchas veces la plaza está ocupada, por lo que tiene que dar vueltas para tratar de dejar su vehículo lo más cerca posible de su domicilio. «Antes iba con un andador y ahora voy en sillas de ruedas que mi mujer tiene que plegar con dificultad porque yo no puedo hacerlo», señala. Cortés asegura que el director del distrito dio el visto bueno al posible cambio de emplazamiento de la plaza para discapacitados, pero señala que es un asunto que está aún pendiente de la autorización del área de Movilidad, tramitación que a su juicio se está demorando demasiado en el tiempo. «Esto lo debían de haber solucionado ya. Da pena ver la dificultad con la que se mueve este vecino. O cambian la plaza de discapacitados o crean otra expresa junto a su domicilio», señala. Según indica, la concejala del PSOE, Begoña Medina, conoce el problema y les ha dicho que no entiende por qué se produce tanta tardanza, si solo se trata de cambiar la señalización de un lado a otro de la calle.

Marqués de Ovieco. Señalización cuestionada

La señalización en la calle Marqués de Ovieco es cuestionada por un ciudadano que considera que es conveniente revisar las señales existentes en aquella zona para evitar que ese punto se convierta en una ‘trampa’ para aquellos conductores que, como nuestro interlocutor, caigan en ella, ocasionándole el correspondiente quebranto económico por la sanción más el importe de la grúa. Manuel Reina relata que días pasados fue sancionado por aparcar en la calle Marqués de Ovieco, sanción que considera «totalmente injusta y arbitraria ya que existe una mala señalización de los discos que avisan de la instalación del mercadillo cada viernes». Añade que «me baso en estas afirmaciones ya que las señales que indican esta prohibición están en la entrada y salida de la calle Marqués de Ovieco, y no se tiene en cuenta que muchos vehículos, como el mío, acceden a esta vía desde la calle Moreno Nieto, que desemboca en la mediación de Marqués de Ovieco. Si, justamente enfrente, el conductor encuentra un aparcamiento, lo que hace es aparcar. Y si una vez aparcados el conductor decide regresar por esta misma calle, no llega a saber que ha cometido una infracción. A todo esto hay que añadir que mi aparcamiento se produjo sobre las 10 de la noche, no habiendo suficiente luz para ver, a lo lejos, las citadas señales prohibitorias», indica.

Fotos

Vídeos