El Café Central se queda con la cafetería Horizonte de La Malagueta

La cafetería Horizonte está abierta en la calle Cervantes. /Fernando González
La cafetería Horizonte está abierta en la calle Cervantes. / Fernando González

La familia Prado adquiere el negocio ubicado en la calle Cervantes, que iba a cerrar por la jubilación de su antiguo propietario

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El Café Central ha decidido ampliar su negocio más allá de los límites del Centro Histórico. Los propietarios del histórico establecimiento se han quedado con la cafetería Horizonte de La Malagueta para llevar hasta la zona Este su particular forma de servir los cafés. El nuevo local se ubica en la calle Cervantes y será dirigido directamente por Ignacio y Rafael Prado, los hijos del actual responsable de la empresa, lo que supone además un salto generacional en el negocio.

Ignacio Prado explica que llevaban tiempo queriendo extender la marca y que se fijaron en esta importante cafetería que estaba a punto de cerrar por la jubilación de sus propietarios. El nuevo negocio se llamará Central Horizonte en un intento de mantener a los clientes que ya tiene el establecimiento, abierto hace 37 años. «Nos vamos a quedar con lo mejor de Horizonte pero dándole el toque del Central», adelanta.

El establecimiento estará abierto hasta que comiencen las obras en un par de semanas

El actual propietario considera que Horizonte es una cafetería muy del corte de lo que ellos hacen en el Centro, por lo que no será necesario darle un cambio muy radical. De hecho se han quedado con algunos de los trabajadores que ya estaban –entre ellos el cocinero y el ayudante de cocina– para que continúen haciendo los mismos platos de comida casera. La idea de los nuevos socios es mejorar la imagen y ponerlo más actual eliminando la madera oscura y los cristales que le restan luminosidad. También presidirá el local el afamado azulejo con las diez formas de tomar el café en Málaga.

Aunque la cafetería está abierta, la idea de Ignacio es cerrarla a lo largo de este mes para tenerla a punto antes de que comience la Semana Santa (en apenas un mes). En el nuevo proyecto trabajarán siete u ocho personas y supondrá el inicio de un nuevo periodo de crecimiento para la empresa, ya que sus gestores confían en que sea un primer paso de muchos. «Nuestra idea es llevar la marca Café Central todo lo lejos que podamos», aseguran.

La apertura de esta nueva cafetería se produce apenas unos meses después de presentar su propia marca de café. La histórica cafetería situada en plena plaza de la Constitución cuenta actualmente con tres variedades exclusivas de su producto más valioso. Los clientes que acuden al negocio disponen desde el pasado mes de septiembre de tres variedades de café –uno mezclado, otro 100% arábica y otro descafeinado–, que pueden degustar en mesa o incluso llevárselo a casa.

Tras ofrecer un producto surtido por Castell, y posteriormente otro por Santa Cristina y Artesanos del Café, se han buscado un tostadero que se lo hagan a medida. En concreto han escogido a la asturiana Cafento. Tras un periodo de prueba/error, los responsables de este negocio se quedaron con tres tipos concretos: El primero lo llaman 1954 en honor al año en el José Prado Crespo se inventó la actual denominación de los cafés y es un robusta lavado que utilizarán para los productos mezclados. El segundo lo llaman Maestro en reconocimiento a los maestros cafeteros de todo el mundo y es un 100% arábica para los expresos. Y el tercero es un descafeinado «con auténtico sabor a café».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos