En el puente de mando del HMS Duncan

En el puente de mando del HMS Duncan
Fran Acevedo

El destructor más moderno de la Armada británica hará escala en Málaga durante una semana

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El muelle de Levante del Puerto de Málaga da cobijo desde ayer y durante toda la semana al destructor defensivo de la Royal Navy HMS Duncan. El buque, considerado el más moderno de la Armada británica, debe su nombre a Adam Duncan (1731- 1804), almirante que derrotó a la flota holandesa en Camperdown, el 11 de octubre de 1797, una hazaña considerada por aquel país como una de las acciones más importantes en la historia naval.

Los ciudadanos que quisieran lo podían conocer esta mañana. Las grandes cristaleras del puente de mando miran directamente al Centro de la capital. Desde este punto estratégico, dos responsables de la tripulación (compuesta por unas 275 personas, entre oficiales y marineros) explicaron que se trata actualmente del buque insignia de la Agrupación Naval Permanente 2 de la Otan, con tres misiones principales: fuerza de alta disponibilidad en el mar, para la respuesta rápida ante crisis humanitarias y militares; la asistencia de Frontex y la lucha contra la inmigración ilegal en el Mediterráneo; y el fomento de las relaciones con los socios de la Otan y la colaboración con las armadas de otros países.

Con una eslora de 152 metros (21 de manga) y un desplazamiento de 8.000 toneladas, está preparado para actuar en tres escenarios: la defensa antiárea, que es su cometido principal; contra otros barcos y anti submarinos. Para ello, cuenta con un equipamiento de sensores y armas, como los misiles ‘C Viper’ y los llamados Phalanx, situados a babor y estribor y que permiten derrribar los misiles en vuelo antes de impactar. También monta el sistema ‘Harpoon’ de misiles antibuque guiados por radar; así como cañones de diversos tamaños frente a embarcaciones más pequeñas, como las de los piratas, y para artillería tradicional, de apoyo a tropas en la costa.

El buque, esta mañana en Málaga.
El buque, esta mañana en Málaga. / Fran Acevedo

Pero la estrella del equipamiento defensivo del Duncan es el ‘Wildcat’, el último modelo de helicóptero de guerra en la Royal Navy, que actúa como sistema de visión; para el transporte de marines e incluso para el lanzamiento de torpedos contra submarinos.

El Duncan está a los mandos de la capitán de fragata Eleanor Stark, la primera mujer al frente de una buque de este tipo. Además, A bordo también viaja el máximo responsable de la Agrupación Naval Permanente 2 de la Alianza Atlántica, el comodoro Michael Utley. Ambos ofrecieron el lunes una recepción para las autoridades, que fue preparada en las cocinas del mismo navío.

Es la segunda vez que este destructor visita España: el año pasado hizo otra parada en Palma de Mallorca, también como buque insignia de la Alianza Atlántica. En los próximos meses, llevará a cabo diversas maniobras multinacionales y operaciones de seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos