El Benítez abre al público 22 años después de forma provisional

El antiguo campamento ofrece zonas de sombra. / Fernando González

El recinto, que no contará con vigilancia, estará abierto las 24 horas y dispone de una veintena de mesas y papeleras para hacer picnic

SUR

El viernes 28 de abril de 1995, el campamento Benítez puso fin a 71 años de uso militar con una parada organizada por La Legión a la que acudieron un buen número de autoridades de la ciudad. Será también en viernes, pero 22 años después, cuando los malagueños podrán empezar a hacer uso de los terrenos del antiguo acuartelamiento para dar paseos, correr, circular en bicicleta o tomarse un bocadillo en una de las veinte mesas para hacer pícnic instaladas en el recinto por el Ayuntamiento.

El Benítez abre hoy sus puertas como parque dejando atrás una larga historia de desencuentros políticos y errores de gestión que han lastrado hasta la fecha las opciones para que los ciudadanos puedan tomar este pulmón verde de más de 250.000 metros cuadrados que marca el límite con el término municipal de Torremolinos. Finalmente, el equipo de gobierno municipal ha tomado el camino más corto para ponerlo en uso con una intervención básica que ha consistido en habilitar una zona de aparcamientos junto a la entrada, desbrozar los terrenos, reforzar su perímetro, vallar la fallida laguna central que excavó Urbanismo y luego prohibió Aviación Civil, y colocar veinte mesas y veinte papeleras para que se pueda hacer picnic.

Alas diez y media de la mañana, el alcalde, Francisco de la Torre, acompañado por el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo; el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez; la edil de Servicios Operativos, Teresa Porras; y la concejala del distrito de Churriana, María del Mar Martín Rojo, visitará la zona, dando con ello el pistoletazo de salida a su puesta en uso como zona verde forestal.

Esta primera versión del Benítez como parque estará abierta las 24 horas del día, todos los días de la semana, y no contará con vigilancia, lo que ha sido criticado por el PSOE. El Ayuntamiento ha instalado un cartel en el que se prohibe expresamente hacer barbacoas, acampar, cazar, circular con moto y pasear con animales sueltos. La empresa que tiene encomendado el mantenimiento de las zonas verdes en el distrito de Churriana es la que se hará cargo de la limpieza del recinto, lo que implicará una factura añadida para el Consistorio después de que un auto judicial, derivado de un recurso de Málaga Ahora, haya frenado la renovación de las contratas de zonas verdes para toda la ciudad.

Noticias relacionadas

El proyecto definitivo para habilitar el Benítez como parque que tiene previsto la Gerencia de Urbanismo depende todavía para activarse de que la Consejería de Medio Ambiente apruebe el diseño de las medidas que dictó para reducir el riesgo de inundación en la zona. En concreto, el desdoblamiento del encauzamiento de un arroyo que implicará un coste añadido de un millón de euros para el Consistorio. «Si no lo hacemos se nos inunda el Benítez y mueren allí los escarabajos», ironizó ayer el alcalde en el consejo rector de Urbanismo.

Por este motivo, también está paralizado desde el verano de 2015 un proyecto de accesos que financia la Diputación con un millón de euros.

Fotos

Vídeos