Belén se instala en la Casa Diocesana

El Belén está protagonizado por más de 120 alumnos y profesores del colegio Padre Jacobo. :: sur/
El Belén está protagonizado por más de 120 alumnos y profesores del colegio Padre Jacobo. :: sur

El próximo sábado estará abierto al público general de forma gratuita, desde las 11.00 hasta las 18.00 horas Alumnos del colegio Padre Jacobo ponen en escena el nacimiento de Jesús y la adoración de los Magos

ANA MEDINA MÁLAGA.

La Diócesis celebra, por tercer año consecutivo, el Belén Diocesano, una jornada de convivencia, abierta a las familias, que se celebra en la Casa Diocesana y que gira en torno a la contemplación de un Belén viviente. El Belén Diocesano invita a los visitantes a un recorrido por seis escenas de la Natividad interpretadas por los alumnos del colegio diocesano Padre Jacobo, de la Fundación Victoria, acompañados por animales vivos y con una cuidada escenografía, que transportan a quienes acuden al momento de la anunciación del ángel a María, la visitación de la Virgen a su prima Isabel, el sueño de José, el anuncio a los pastores, el nacimiento del Hijo de Dios y la adoración de los Magos de Oriente.

El próximo viernes, 15 de diciembre, el Belén Diocesano será visitado exclusivamente por los alumnos de los colegios diocesanos, y el sábado 16, estará abierto a todos los malagueños de forma gratuita, desde las 11.00 hasta las 18.00 horas.

Para Miguel Cristóbal Rueda, director del colegio Padre Jacobo, «es una oportunidad preciosa para evangelizar, una ocasión especial para propiciar la convivencia de los creyentes malagueños. El Belén está protagonizado por más de 120 alumnos, antiguos alumnos y profesores del Colegio Padre Jacobo. Además, también participan de modo activo el Movimiento Infantil y Juvenil Santa María de la Victoria y la AMPA del propio colegio».

El colegio diocesano vive desde hace meses los nervios del estreno. «Los alumnos están muy ilusionados -cuenta Rueda-. Desde que empieza el curso en septiembre están preguntando cuándo empieza el casting. No se lo quieren perder. Ya es tradición en el colegio y en noviembre tenemos ya todos los papeles repartidos, seleccionados los personajes y figurantes, y estamos completamente inmersos en los ensayos. Participan alumnos desde los 3 hasta los 17 años, y ya en los últimos días tenemos ensayos generales en la Casa Diocesana, con el entorno y los audios que les acompañarán en la representación».

Adrián Gutiérrez González es alumno de 3.º de ESO en el colegio Padre Jacobo y representa uno de los papeles estrella, el de Herodes, desde la primera edición. «Yo quería salir desde el principio, porque me apasiona la interpretación y me ilusionaba representar uno de los momentos más importantes: el nacimiento de Jesús. El papel de Herodes se me antojó un reto, porque era 'el malo de la película'. Las reacciones del público son muy variadas: sorpresa, atención, diversión... Algunos me felicitan al terminar y eso para mí es muy gratificante», cuenta Adrián.

Esta iniciativa se repite y va en aumento año tras año, y la interpretación del Belén viviente por parte de los pequeños es una de las cosas que anima a los organizadores. En palabras del director del centro de la Fundación Victoria, «se viven momentos muy emotivos cuando los visitantes hacen el recorrido completo por las escenas que conforman el Belén. El primer año nos sorprendió mucho la forma en que los alumnos se metían en el papel y su modo de representarlo. A los organizadores incluso se nos escapó alguna lagrimita», explica Rueda. La respuesta de los malagueños a esta iniciativa de la Diócesis es muy positiva, y cada vez son más los que suben a la Casa Diocesana a disfrutar de esta jornada navideña. «No es un belén tradicional. Es una gran oportunidad para celebrar juntos, toda la Diócesis en convivencia, el nacimiento del Niño Jesús. Lo que más destacan quienes nos visitan es el cuidado de todos los detalles y se sorprenden de que toda esta jornada sea gratuita», añade.

Actividades

Y es que, aunque el Belén viviente es el centro de este día, todo un abanico de actividades de ocio para las familias completan el programa. Los niños tendrán a su disposición castillos hinchables, pintacaras, globoflexia y talleres de dulces y manualidades navideños. Además, quienes lo deseen podrán entregar en la Casa Diocesana su carta a los pajes de los Reyes Magos de Oriente.

En esta jornada se ofrece también un servicio de comida a precios populares, servido por el Catering de la Casa Diocesana, y un servicio de barra a cargo de la AMPA del colegio Padre Jacobo. En la organización han intervenido la Fundación Victoria, la Casa Diocesana, Grupo ORP, Arquitectura de Guardia y Nina Hartz, pero también numerosas empresas malagueñas, que ofrecerán un mercadillo navideño para niños y mayores.

Entre ellas se encuentran nombres como La Canasta, La Casa del Guardia, La Estepeña, Famadesa, AVOI (que realizará una campaña de recogida de juguetes nuevos para niños desfavorecidos), El Pimpi, Bocados de Málaga, Sabor a Málaga de la Diputación Provincial y la colaboración de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos