Piden siete años de internamiento para una joven acusada de asesinar a su bebé

La menor se presentó en urgencias del Hospital Costa del Sol el pasado 17 de noviembre. /Josele-Lanza -
La menor se presentó en urgencias del Hospital Costa del Sol el pasado 17 de noviembre. / Josele-Lanza -

La Fiscalía sostiene que propinó dos golpes a la recién nacida durante el parto, lo que le provocó la muerte nada más ingresar en el Hospital Costa del Sol

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Una joven de 18 años se enfrenta a una acusación de asesinato por, presuntamente, matar a su bebé durante el parto. La Fiscalía de Menores –tenía 17 cuando sucedieron los hechos– pide para ella siete años de internamiento terapéutico en un centro en régimen cerrado y, una vez que cumpla esa medida, otros cuatro en libertad vigilada.

Los hechos sucedieron el 17 de noviembre de 2016. La menor se presentó en urgencias del Hospital Costa del Sol y contó que llevaba en el coche a una recién nacida que, según manifestó entonces, no sabía que esperaba. La joven, de origen boliviano, aseguró en todo momento a los sanitarios que la asistieron que desconocía su embarazo y que la bebé se le cayó cuando se encontraba en el cuarto de baño de su vivienda.

En el coche, tal y como les había contado la menor, los sanitarios encontraron a la recién nacida, aún con vida, aunque agonizando, y también la placenta. Los médicos intentaron sacarla adelante, pero todos sus esfuerzos fueron en vano y la pequeña murió en urgencias del hospital, donde la comisión judicial llevó a cabo el levantamiento del cadáver.

Menor ingresada

La madre quedó ingresada en el centro sanitario, donde al día siguiente fue detenida por la Policía Nacional, una vez que se conoció el resultado de la autopsia, que confirmó la presencia de lesiones en el cuerpo de la bebé. Inicialmente, también fueron arrestados el novio de la joven y los padres de ambos.

La Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la comisaría marbellí continuó con la investigación para esclarecer por completo los hechos. Los investigadores intervinieron los teléfonos móviles de la pareja y analizaron el intercambio de whatsapp que los dos jóvenes mantuvieron durante el embarazo.

Según las fuentes consultadas, las pesquisas revelaron que la menor sí era consciente de que estaba encinta y que, incluso, los novios llegaron a citarse en alguna ocasión para que él supuestamente intentara provocarle un aborto a golpes.

La policía averiguó que la chica se habría citado con su novio para que él le diera golpes en la barriga

La Fiscalía de Menores, que acusa solo a la madre (el novio de la joven está siendo procesado en la jurisdicción de adultos), sostiene que la menor habría golpeado a su bebé hasta en dos ocasiones durante el alumbramiento, ocasionándole dos traumatismos, uno craneal y otro torácico, que le habrían causado la muerte, según confirmaron a este periódico las fuentes consultadas.

La defensa mantiene su inocencia y argumenta que quería abortar, pero nunca asesinar a la bebé

La joven está siendo representada en el proceso por la abogada María José Gómez España, quien ha declinado hacer declaraciones sobre el caso al tratarse además de una menor de edad. No obstante, este periódico ha tenido conocimiento de que en su escrito de defensa mantiene la inocencia de la chica al argumentar que ella siempre quiso abortar, pero en ningún caso asesinar a su hija, y achaca las lesiones a las múltiples maniobras de reanimación que los sanitarios –están todos citados como testigos en la causa– realizaron en urgencias a la recién nacida para tratar, sin éxito, de resucitarla.

Tras su detención por estos hechos, la menor ingresó cautelarmente en un centro de reforma en régimen cerrado y, tras los nueve meses del periodo máximo de internamiento, reside actualmente en un piso tutelado en la modalidad de convivencia con un grupo educativo.

Fotos

Vídeos