Por una naturaleza sin basura

Paula Hérvele

Cuarenta voluntarios recogen residuos en la desembocadura del Guadalhorce

ANDREA JIMÉNEZ

Un buen calzado, una gorra para protegerse de las altas temperaturas y ganas de ayudar a la naturaleza aunque sea solo en un metro cuadrado. Este era el propósito de los 40 voluntarios que recorrieron ayer la desembocadura del Guadalhorce para recoger toda la basura que había en la zona. Desde bien temprano, este grupo formado por personas de todas las edades pudo comprobar de primera mano la cantidad de residuos que se acumula en este paraje natural. «Somos ajenos a lo que está pasando aquí. Esta iniciativa debería servir para concienciar a la población», explicó Raquel Sánchez, una de las voluntarias de esta actividad, a la que se apuntó para «ayudar al medio ambiente, es una reserva natural que hay que proteger».

La campaña ‘Libera’ de Ecoembes y SEO/Birdlife movilizó ayer a más de 5.000 personas que limpiaron más de 190 espacios en toda España

Pero Raquel y sus compañeros no estaban solos. Les acompañaban más de 5.000 personas más, que desarrollaron esta actividad simultáneamente en 48 puntos diferentes de España. Todos unidos por una misma causa: el proyecto ‘Libera, naturaleza sin basura’, una iniciativa de Ecoembes y SEO/BirdLife, cuyo objetivo es movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales liberados de basura, aunque sea sólo por un día, bajo el lema ‘1 metro cuadrado por la naturaleza’.

Son muchas las cosas que los voluntarios malagueños encontraron en este espacio. Latas, papeles, preservativos, plásticos... toda una larga lista que también incluía objetos de lo más variopinto, como una dentadura postiza, que el grupo de scouts ‘Alcazaba 400’, enseñaba a sus compañeros con asombro tras encontrarla entre la arena de la playa. «Nos estamos encontrando de todo, es una pena que esté así», explicaron los jóvenes, que no dudaron en apuntarse en cuanto vieron la iniciativa.

Muchas toallitas de baño

Una de las cosas que más sorprendió al grupo de voluntarios fue la gran cantidad de toallitas de baño que había en la zona. «Es una de las cosas que más hemos recogido, no lo esperábamos», dijo María Chacón mientras las introducía en la bolsa de basura. «Me puse a buscar una forma de colaborar tras venir a la zona y ver como estaba, y encontré esta iniciativa», subrayó.

También hubo tiempo para admirar y descubrir el paraje natural de la desembocadura del Guadalhorce tras la recogida, ya que para algunos de los voluntarios era su primera vez en la zona. «Tras acabar, explicamos curiosidades sobre la desembocadura y sus aves, y visitamos el mirador», explicó Paco Rivera, de SEO Málaga, encargada de organizar esta actividad en la ciudad. «Ha sido una experiencia muy positiva, este tipo de marchas se deberían hacer más habitualmente, espero que sirva para que se apunte más gente la próxima vez», dijo.

En la provincia, también se organizaron batidas en Marbella y en Canillas de Aceituno. En total, 32 espacios naturales de Andalucía se encuentran ahora más limpios gracias a más de 700 personas.

Fotos

Vídeos