Barbacid: «En España ha habido recortes salvajes en investigación en los últimos diez años»

Juan José Sánchez Luque, Antonio M. Ballesta, Manuel Viola Figueras y Mariano Barbacid, ayer en El Ángel/Salvador Salas
Juan José Sánchez Luque, Antonio M. Ballesta, Manuel Viola Figueras y Mariano Barbacid, ayer en El Ángel / Salvador Salas

Este prestigioso científico lamenta que no se destinen fondos específicos para proyectos relacionados con el cáncer

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El prestigioso científico Mariano Barbacid, exdirector del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), afirmó ayer en Málaga que «ha habido unos recortes salvajes, en los últimos diez años, en la financiación pública de la investigación en España». Barbacid hizo esas declaraciones momentos antes de pronunciar la conferencia titulada ‘Medicina de precisión e inmunoterapia: retos y oportunidades para el tratamiento del cáncer’. La disertación se produjo con motivo de la inauguración de la sala de conferencias del Hospital HLA El Ángel.

Mariano Barbacid explicó que en España no hay una financiación pública específica para el cáncer. En ese sentido, lamentó que no haya unas convocatorias para proyectos relacionados con la investigación oncológica. «Los recursos se han reducido tanto que estamos ahora en los niveles de principios de siglo, lo que significa que hemos perdido 15 años, en los que no solo no se ha avanzado, sino que se ha retrocedido», aseguró. Añadió que cada año hay más recortes. «Los fondos públicos que recibo del Gobierno representan una cuarta parte del dinero que utilizo para trabajar. El resto del dinero me viene de fuera, de la Unión Europea y de Estados Unidos», manifestó Barbacid.

Este experto destacó los buenos resultados de la inmunoterapia en algunos pacientes

«La sociedad no es consciente del descalabro habido en la investigación»

El científico se refirió a que hace unos días estuvo en el Congreso de los Diputados, donde se presentó un informe de la Fundación Alternativas, que «es realmente demoledor y tristísimo, porque no solo cada vez hay menos dinero, sino que, al no crearse plazas nuevas, los científicos están envejeciendo». A ese respecto, señaló que la edad media de los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es de 58 años, ya que los investigadores jóvenes se han marchado al extranjero a desarrollar su carrera profesional en mejores condiciones que en España. «La situación es realmente dramática. Además, somos un colectivo pequeño. La sociedad no es consciente del descalabro que se está produciendo en la investigación en general», significó el científico.

Respecto a la celebración este domingo del Día Mundial contra el Cáncer, Mariano Barbacid recalcó que es primordial que la población disponga de una buena información. «El mejor cáncer es el que se coge a tiempo; es decir, lo que llamamos prevención», indicó, aunque en ese sentido precisó: «Nadie puede prevenir tener un cáncer. Por muy sano que uno sea, puede aparecer un tumor, pero sí es posible detectarlo a tiempo». Barbacid dejó claro que sí es posible prevenir los factores de riesgo que favorecen que surja un cáncer como, por ejemplo, el tabaco. Según este experto, los que realmente curan el cáncer son los cirujanos, pero para ello el tumor no tiene que estar diseminado.

Salvar muchas vidas

Como aspecto positivo, Barbacid puso de manifiesto que algo más de la mitad de los tumores se curan hoy en España y que en el caso del de mama se llega a una supervivencia del 90 por ciento a los cinco años. «Vamos avanzando poco a poco. Es importante que la gente tenga buena información para que el cáncer se detecte lo más pronto posible. Así se pueden salvar muchas vidas sin necesidad de nuevos fármacos», destacó.

En su conferencia, Mariano Barbacid habló de la llamada medicina de precisión contra el cáncer, que se puso en marcha hace dos décadas y que consiste en inhibir selectivamente las dianas moleculares que están implicadas en los tumores, y de la inmunoterapia, cuyos primeros pasos se dieron hace diez años y que, aunque su aplicación aún está limitada a pocos cánceres, ofrece resultados espectaculares, especialmente en el melanoma metastásico.

Barbacid contó que la industria farmacéutica está volcada en los fármacos inmunoterápicos, unos medicamentos que, además de en el melanoma, se emplean en tumores de pulmón no microcíticos y en algunos cánceres de vejiga y colón. Parece que la inmunoterapia responde mejor en los tumores que tienen más mutaciones. El problema principal de los tratamientos de inmunoterapia es su elevado coste, que oscila entre 70.000 y 80.000 euros por paciente. Otro escollo es que todavía no hay biomarcadores para saber en qué enfermos irá bien el tratamiento y en cuáles no funcionara, precisó Mariano Barbacid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos