La EMT baraja mover sus cabeceras a la plaza de la Marina por la obra de la Alameda

Decenas de autobuses circulan a diario por la Alameda Principal. /SUR
Decenas de autobuses circulan a diario por la Alameda Principal. / SUR

Las paradas de los autobuses urbanos se verán afectadas por los trabajos que acometerán tanto el Ayuntamiento como la Junta

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Junto con el tráfico privado y el discurrir normal de peatones, una de las principales afectadas por las obras para reurbanizar la Alameda Principal, que comenzarán probablemente el mes que viene, es la Empresa Malagueña de Transportes (EMT). Los autobuses urbanos tienen en este punto del Centro de la ciudad su principal espacio de concentración de cabeceras de paradas de las líneas, por lo que el desarrollo de los trabajos tanto en la calzada central como en el lateral sur condicionará especialmente el funcionamiento de este transporte público. Según fuentes consultadas por este periódico, una de las opciones que se barajan para poder hacer compatible el desarrollo de los trabajos con el tránsito de autobuses es el desplazamiento de las cabeceras de las paradas a la plaza de la Marina, una vez que las obras para renovar todo el espacio urbano de la Alameda impidan mantenerlas donde se encuentran actualmente.

Franja central

La primera fase de reurbanización de la Alameda que va a acometer la Gerencia Municipal de Urbanismo, una vez que ya se ha completado un trámite presupuestario que faltaba para contratar las obras con una publicación este jueves en el Boletín Oficial de la Provincia, es la renovación del pavimento de la calzada central, que está adjudicada desde febrero a la empresa Verosa Verosa Proyectos y Servicios por 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. Según las fuentes, está previsto que esta fase se realice levantando inicialmente solo la franja central de la calzada, de forma que los autobuses podrían seguir circulando por los bordes. Eso sí, como ayer informó SUR, será necesario suprimir el tráfico de vehículos privados que todavía se mantiene en sentido oeste por esta vía central.

El problema llegará cuando esté lista la franja central y la constructora comience con las orillas de la calzada. En ese momento, los autobuses urbanos podrán seguir pasando por el centro de la vía, una vez renovada, pero no podrían tener en ella las cabeceras. De ahí que el planteamiento que está ya sobre la mesa es la opción de trasladar las cabeceras a la plaza de la Marina y, posiblemente, algunas al tramo del paseo del Parque más cercano a la plaza.

Además, las cabeceras de la EMT en la Alameda se verán condicionadas por la obra que la Junta de Andalucía prevé iniciar en los próximos meses para reurbanizar el lateral norte y hacerlo peatonal una vez que acaben los tajos del metro. Esta actuación llegará justo hasta el borde de la calzada central, donde están las paradas de los autobuses, por lo que también se verán afectadas. Según las fuentes, el Ayuntamiento va a procurar que sea «el menor tiempo posible» la ocupación de la parte de obra que hará la Junta.

Por otro lado, según apuntaron desde la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios, inicialmente no está previsto, con motivo de las obras, anular salidas y entradas de vehículos al 'parking' subterráneo de la plaza de la Marina, cuyos accesos peatonales serán remodelados al desaparecer la rotonda en la que se encuentra el monumento al Marqués de Larios, que será desplazado hacia la calle Larios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos