Cae una banda en Málaga acusada de defraudar 10 millones de euros en el IVA

Algunos de los vehículos intervenidos en la operación. :: sur/
Algunos de los vehículos intervenidos en la operación. :: sur

La organización criminal se dedicaba a vender a un precio muy bajo combustible a las gasolineras y luego no abonaba el citado impuesto

ÁLVARO FRÍAS / JUAN CANO MÁLAGA.

En una misma calle, dos gasolineras ofrecían sus servicios. Una de ellas estaba vacía, mientras que en la otra las colas de clientes para repostar eran constantes. La diferencia entre una y otra estaba en el precio del carburante, diez céntimos más barato el litro. Es un hecho que no pasó desapercibido para los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y para los miembros de la Agencia Tributaria, que han realizado una operación conjunta que ha permitido desarticular una banda dedicada al fraude en el IVA en el sector de los hidrocarburos. El montante total de lo defraudado podría haber alcanzado los diez millones de euros.

Las sospechas sobre la organización desmantelada, que estaba asentada en la provincia de Málaga, comenzaron en 2015. Entonces se había puesto la lupa sobre esta banda. Al parecer, se dedicaba a otras actividades delictivas, como el tráfico de sustancias estupefacientes, pero estaba preparando su inserción en el sector de los hidrocarburos.

Así lo explicó ayer el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, que estuvo acompañado por el comisario provincial del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco López Canedo, y el delegado de la Agencia Tributaria Juan Rico, entre otros cargos policiales y de Hacienda.

En una rueda de prensa, indicó que el entramado desarticulado comenzó a operar en la compraventa de hidrocarburos en el verano de 2016. Fue en el último trimestre de ese año cuando generó importantes ventas de estos hidrocarburos a gasolineras, de particulares, produciéndose posteriormente el impago del IVA en enero de 2017.

De esta forma, según apuntaron, la banda consiguió colocar en poco tiempo en el mercado un importante volumen de producto sin hacer frente a sus obligaciones fiscales, generando con ello una importante ventaja competitiva al poder vender el combustible a precios muy por debajo del mercado, y produciendo de esta manera una manifiesta competencia desleal con el resto del sector.

Embargos

En febrero de 2017, esta práctica fue detectada y se acordaron diversos embargos sobre estas sociedades impidiendo que prosiguiera con su actividad. Según las investigaciones, el entramado simulaba operaciones inmobiliarias para blanquear los beneficios de sus actividades ilícitas, siempre según aseguraron las citadas fuentes.

En el marco de esta operación, denominada 'Baresi', se ha detenido a doce personas, acusadas de delito fiscal, estafa, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales. Además, el principal investigado también lo está por uno de tenencia ilícita de armas. Los arrestos se han producido principalmente en la provincia de Málaga, aunque también en Granada y Barcelona.

Se han registrado domicilios, sedes de empresas y hasta un despacho de abogados situado en la calle Larios. Se han embargado numerosos bienes, como 60 inmuebles que superan los 120 millones de euros, incluido un hotel; más de 100.000 litros de combustible y una veintena de vehículos, además de una embarcación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos