Cae una banda que atracaba a jóvenes en la zona Este de Málaga capital

Imagen de las urbanizaciones del Morlaco /Fernando González
Imagen de las urbanizaciones del Morlaco / Fernando González

Detienen a siete supuestos miembros de la banda, la mayoría menores. Llegaron a arrojar a una de sus víctimas desde una altura de cinco metros

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Se desplazaban en motocicletas y siempre actuaban en grupo. Abordaban a sus víctimas en lugares apartados y con poca iluminación de barrios residenciales para, aprovechándose de su superioridad numérica, robarle todo lo que llevaran encima. Dinero, teléfonos móviles y hasta prendas de ropa.

Tras una investigación que se ha prolongado durante un año, agentes de la Policía Nacional han conseguido identificar y detener a siete presuntos integrantes de la banda –hubo otro arresto más, aunque a diferencia del resto no se le imputa pertenencia a grupo criminal–, a la que se atribuyen al menos seis robos en la zona Este de Málaga.

El perfil de las víctimas se repetía en todos los casos investigados por la policía. Jóvenes que salían o volvían a casa, siempre en zonas residenciales, donde eran abordados por los integrantes de la banda, que esgrimían piedras, navajas u otros objetos punzantes para intimidarlos. Según las fuentes consultadas por este periódico, llegaban a emplear la violencia si era necesario: supuestamente, a uno de los chicos lo lanzaron desde unos cinco metros de altura en un edificio en construcción.

Se desplazaban en motos y abordaban en grupo a sus víctimas en zonas apartadas

Las pesquisas, a cargo de la comisaría del distrito Este, han sido especialmente complejas debido a que muchas de las víctimas no denunciaron los hechos en un primer momento por miedo a represalias. Los agentes empezaron a trabajar en el caso en octubre del año pasado al detectar un repunte de los robos con intimidación o violencia que habían sido cometidos por jóvenes que se desplazaban en motocicletas y que actuaban principalmente en las zonas del Morlaco, Mayorazgo y Parque Clavero.

Los investigadores empezaron por rastrear las redes sociales, que se convirtieron en una herramienta útil para desenmascarar a los responsables de los atracos, ya que algunos de los presuntos autores aparecían en ellas vistiendo prendas robadas a las víctimas, las cuales reconocieron esas ropas como suyas.

Tras meses de investigación, la policía logró identificar a los supuestos integrantes de la banda, siete jóvenes vecinos de Rincón de la Victoria que fueron detenidos el pasado septiembre. Seis de ellos son menores de edad o al menos lo eran cuando sucedieron los hechos que ahora se investigan. Salvo uno, todos los demás son españoles.

Usaban piedras, navajas u otros objetos para intimidarlas y quitarles dinero o ropa

Los investigadores tienen la convicción de que son «muchos» los hechos delictivos cometidos y que la mayoría de ellos no han sido denunciados por temor de las víctimas o por la cuantía de lo sustraído. De hecho, durante la última fase pudieron constatar un robo más que no había sido denunciado. Inicialmente, se les atribuyen seis golpes.

Además, las pesquisas apuntan a que el grupo se habría dedicado a asaltar a pequeños distribuidores de hachís, esto es, otros jóvenes que se dedican al menudeo, a los que habrían sustraído tanto el dinero como la mercancía que tenían a la venta.

Aunque ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, las pesquisas se mantienen abiertas y se han ampliado tanto a Rincón de la Victoria como al distrito Centro, ya que los agentes sospechan que podrían estar detrás de otros robos cometidos en zonas de ocio de la capital y en el municipio donde residen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos