El rey Baltasar de la Cabalgata de Málaga es un africano que huyó del conflicto de Costa Marfil

Brahima Traore. /SUR
Brahima Traore. / SUR

El ciudadano Brahima Traore representará en la ciudad a su Majestad en lugar de un concejal caracterizado. «No soy católico, mi familia es musulmana, pero no soy practicante», asegura

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Por primera vez, al menos desde que se recuerde, la Cabalgata de Málaga incorporará a un rey mago de raza negra para encarnar el papel del rey Baltasar a petición del grupo municipal Málaga Ahora, que ha contado con el visto bueno del alcalde de Málaga Francisco de la Torre. El elegido, Brahima Traore, que está casado con una malagueña Inmaculada Pérez Sánchez, se estrenó en estas lides el año pasado en la Cabalgata de Monda, pueblo del que es originario toda su familia política.

“No soy católico, mi familia de Costa de Marfil es musulmana, pero yo no soy practicante, y estoy encantado de hacer de rey mago para hacer feliz a los niños”, explica al periódico SUR, añadiendo que actualmente en su casa no profesan ninguna religión, pero que le parece una bonita historia la de los Reyes Magos. Fruto de su matrimonio con la malagueña Inmaculada Pérez tienen un hijo de ocho años, Cristóbal, que espera que pueda acompañarle en la carroza.

Brahima se estrenó en estas lides el año pasado en la Cabalgata de Monda, pueblo del que es originario toda su familia política

Brahima Traore llegó en 2002 huyendo del conflicto de Costa de Marfil a través de Francia, a donde consiguió un visado, y acabó afincándose en Málaga capital, donde conoció a los dos meses a la que ahora es su mujer, con la que se casó en el año 2009. Ella, al igual que él, era activista social a favor de la inmigración, y le ayudó desde el principio a ‘aterrizar’ en Málaga en lo que se refiere a toda la tramitación de papeles, que consiguió a los tres años de estar aquí gracias a distintos trabajos en la construcción, pese a que él es licenciado en Geología en Costa de Marfil, “pero he desistido de trabajar en lo mío porque es muy difícil convalidar aquí mi puesto”.

Más...

Brahima, que es Abraham en árabe, se asentó con su mujer en el barrio de Huelin, donde han criado a su hijo hasta el año pasado, en el que se marcharon a Monda, ya que encontró trabajo en el Hotel Castillo de Monda como vigilante de seguridad. El que va a ser el rey mago negro de la Cabalgata de Málaga cumplió 40 años el pasado día 8, fiesta de la Inmaculada Concepción, y sigue, junto a su mujer atento a la ayuda en cooperación al colectivo de inmigrantes de Senegal y Mali a través de la asociación ‘Bienvenidos refugiados’. Su mujer, en particular, tiene una vinculación estrecha con Málaga Ahora a través de este colectivo.

Antes de mudarse a Monda estuvo trabajando también como vigilante de seguridad en Metro Málaga, y fue en 2013 cuando se nacionalizó español. Tras la noticia de que finalmente será el rey mago en Málaga, toda su familia política de Monda se muestra muy ilusionada, e irán a la Cabalgata para verle tanto a él como a su hijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos