Los ayuntamientos vuelven a urgir al Gobierno a que reforme la plusvalía

La FEMP pide la creación de un fondo de compensación por la merma de ingresos que implicará la modificación o anulación del impuesto

J. HINOJOSA / F. JIMÉNEZ MÁLAGA.

La comisión de Haciendas y Financiación Local de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), entre cuyos 24 integrantes hay representantes de grandes ayuntamientos de distintos colores políticos como los de Madrid (Ahora Madrid), Valencia (PSOE) y Málaga (PP), celebró ayer una reunión en Madrid en la que alcaldes y concejales de Economía volvieron a exigir al Gobierno que acabe de una vez con la incertidumbre que planea en torno al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), conocido como plusvalía, desde que el Tribunal Constitucional anuló el año pasado el pago de este tributo cuando se vende un inmueble por menos de lo que se adquirió. Asimismo, aprobaron por unanimidad que se ponga en marcha un fondo de compensación por el dinero que dejarán de ingresar a través de este impuesto que tiene que abonar quien vende un inmueble o quien lo adquiere mediante donación o herencia.

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Málaga, Carlos Conde, remarcó que todavía persiste la inseguridad jurídica a la espera de que el Ministerio de Hacienda modifique la ley de las plusvalías, mientras que en las oficinas de recaudación se siguen acumulando miles de recursos de contribuyentes que reclaman la devolución del dinero pagado en los últimos cuatro años (más allá se considera prescrito). «Como ya sucedió en la reunión de diciembre, hemos aprobado por unanimidad que la reforma de la plusvalía se haga con la máxima celeridad. No vamos a dar ni un solo paso más respecto a este impuesto hasta que no se resuelva esa reforma», apuntó Conde, quien indicó que el Gobierno central ya maneja un documento de trabajo al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos