El Ayuntamiento saca a subasta por séptima vez 12 solares de Málaga capital que no logra vender desde 2008

Vista de varias de las parcelas puestas a la venta en Fuente Alegre. /Ñito Salas
Vista de varias de las parcelas puestas a la venta en Fuente Alegre. / Ñito Salas

El IMV confía en poder obtener un millón de euros por la enajenación de estas parcelas de Puerto de la Torre, que deben destinarse a viviendas unifamiliares

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

No hubo suerte a la primera. Ni a la segunda. Ni a la tercera. Ni a la cuarta. Ni a la quinta y tampoco a la sexta. ¿Será a la séptima? Con esa esperanza, el Ayuntamiento de Málaga vuelve a sacar al mercado una docena de solares para viviendas unifamiliares que aún le quedan en la barriada de Fuente Alegre (Puerto de la Torre) del total de 19 que puso a la venta por primera vez a finales de 2008. La ley de la oferta y la demanda se impone, así que al Instituto Municipal de la Vivienda no le ha quedado otra que tirar los precios en este tiempo. Lejos de los 350 euros por los que salía el metro cuadrado en el primer intento (antes del estallido de la burbuja inmobiliaria) e incluso de los 251 que se pedían en 2015, en este nuevo procedimiento de enajenación se ha fijado en 179,68 (148,5 si se excluye el 21% de IVA). ¿Supone esta rebaja una garantía de éxito? Ni mucho menos, toda vez que con este mismo importe la subasta quedó desierta a finales de 2014 y a mediados de 2016.

Las doce parcelas, que se venden por separado, tienen un precio que oscila entre los 44.382 euros (IVA incluido) que se piden por cada uno de los dos terrenos de la calle Bartolomé de las Casas –ambos de 247 metros cuadrados– y los 116.615 de un solar de 649 metros ubicado en el número 13 de la calle Sócrates. Al margen de la crisis del ladrillo, la dificultad radica en las características propias de la zona, con pronunciadas pendientes y parcelas de reducidas dimensiones como para acometer una gran promoción inmobiliaria.

179,6

euros es el precio del metro cuadrado fijado por el Instituto Municipal de la Vivienda para estos 12 solares de la barriada de Fuente Alegre, ubicados en las calles Aristóteles, Bartolomé de las Casas, Sócrates, Pericles y Alberto Durero. El precio de salida oscila entre los 44.382 y los 116.615 euros.

Tras probar fortuna mediante un proceso de adjudicación directa en el que únicamente se pudo vender una parcela, el Consistorio vuelve a utilizar la fórmula de la subasta pública, de forma que el único criterio de adjudicación será el dinero que el interesado esté dispuesto a poner sobre la mesa. De conseguir desprenderse de estas doce propiedades, las arcas municipales obtendrían un millón de euros, unos ingresos que en vista de experiencias pasadas no está comprometida para ninguna inversión futura y que se servirían para hacer caja. Pese a las dificultades encontradas hasta la fecha, en el Ayuntamiento confían en poder colocar varias de estas fincas (ya sea a una promotora o a particulares) después de numerosos intentos fallidos. La primera vez que se pusieron a la venta las parcelas de Fuente Alegre fue a finales de 2008 con un lote de 19 fincas. El plazo se cerró sin ofertas, así que en un segundo procedimiento se rebajaron un 10% formalizándose una sola venta. A la tercera subasta, a la que concurrieron con otro descuento añadido del 15% se adjudicaron otras tres. Asimismo, otros dos solares fueron cedidos a la Gerencia Municipal de urbanismo para pagar expropiaciones, mientras que posteriormente también se le dio salida a una de la calle Cicerón. De esta forma, la bolsa ha quedado reducida a 12 parcelas. Cuatro de ellas se encuentran en el tramo más alto de la calle Aristóteles (números 33, 37, 41 y 45), otras cuatro en Bartolomé de las Casas (22, 26, 28 y 30), dos en Sócrates (1 y 13) y una en Pericles (13) y Alberto Durero (7).

En cuanto a su uso, sólo podrán destinarse a la construcción de viviendas unifamiliares, con un máximo de dos plantas (baja más una) y una altura máxima de 7 metros. La ocupación máxima de la parcela será del 50% y, a priori, la construcción debe guardar una separación con la colindante de al menos dos metros. No obstante, se permitirá adosar las viviendas siempre que exista acuerdo notarial entre ambos propietarios y se garantice por proyecto conjunto la no existencia de medianeras. Los interesados en pujar por alguno o varios de estos terrenos tienen de plazo hasta las 14.00 horas del 13 de febrero para presentar su oferta en la sede del IMV (calle Saint Exupery, 22).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos