El Ayuntamiento retrasa las primeras obras para habilitar Gibralfaro como parque

Gutiérrez del Álamo, Jiménez, Cassá y De la Torre en la presentación del pasado febrero. / Fernando González

Las actuaciones que fueron anunciadas por el alcalde y el portavoz de Ciudadanos en febrero no han salido todavía a contratación

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Cinco meses después de que el alcalde, Francisco de la Torre, y el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, se citaran en el monte Gibralfaro para anunciar a bombo y platillo las primeras actuaciones para facilitar el uso del este paraje forestal como parque ni una sola de las intervenciones prometidas el pasado mes de febrero se ha puesto todavía en marcha. Ni siquiera se han activado los procedimientos burocráticos para contratar los trabajos, que fueron valorados en unos 400.000 euros.

De esa cantidad, 250.000 euros, correspondientes al presupuesto de 2016, se iban a emplear en la mejora de caminos y senderos, obras para canalizar el agua de la lluvia, y la creación de una zona de juegos infantiles en un enclave próximo a Pinosol. Asimismo, en el presupuesto municipal para este año se han reservado 150.000 euros para la creación de un mirador en la ladera del monte hacia La Malagueta.

Sin embargo ninguna de estas dos intervenciones, consignadas dentro de las cuentas del Área de Sostenibilidad Medioambiental, se ha puesto todavía en marcha. Según fuentes consultadas por este periódico, esta demora se debe a que desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se ha puesto en cuestión que sea el Área de Sostenibilidad Medioambiental la que ejecute estos trabajos, al mismo tiempo que desde la Gerencia se está elaborado el proyecto global y definitivo para adecuar el monte Gibralfaro como parque forestal. De hecho, Urbanismo ha contratado un equipo técnico específico para definir las actuaciones a desarrollar en el monte en los próximos años, y ha puesto en marcha un proceso de participación ciudadana para recabar las sugerencias y opiniones de vecinos en ese sentido. Como parte de ese proceso, ya se ha mantenido un encuentro con colectivos vecinales que contó con el asesoramiento de la asociación Arrabal-AID.

Pendientes de la burocracia

Cuestionado sobre el retraso de las actuaciones anunciadas a principios de este año para Gibralfaro, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, apuntó que la contratación del paquete de 250.000 euros para realizar caminos y un parque infantil sigue en marcha, si bien no supo precisar cuándo saldrá a concurso. «Está en el servicio de contratación», dijo. En cuanto al mirador presupuestado en 150.000 euros dentro de la cuentas municipales para este año admitió que, finalmente, será ejecutado por Urbanismo, lo que probablemente requerirá la tramitación de una modificación presupuestaria.

En cualquier caso, todo apunta a que será muy complicado que dentro de este año puedan ejecutarse trabajos para facilitar el uso ciudadano de Gibralfaro como zona de esparcimiento, más allá de las labores de poda realizadas por Parques y Jardines para prevenir incendios y que han sido objeto de críticas vecinales.

Fotos

Vídeos