El Ayuntamiento reorganizará la recogida de basura con la nueva Limasa

Servicio de recogida de residuos en el Centro. /SUR
Servicio de recogida de residuos en el Centro. / SUR

La hoja de ruta para la municipalización del servicio incluye nuevos camiones, optimizar personal y la implantación de un quinto contenedor

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento pretende aprovechar la municipalización de la recogida de basuras prevista en la nueva Limasa (la limpieza viaria será sacada a concurso para que la gestiona una empresa privada) para darle un giro de 180 grados al servicio. La primera medida que se va a adoptar, antes incluso de que se materialice el cambio de gestión, es la incorporación de nuevos camiones para modernizar una flota que apenas se ha renovado desde que en 2001 empezó la actual concesión, dando pie a numerosas averías que lastran la operatividad.

El Área de Sostenibilidad Medioambiental ya ha terminado de perfilar con los socios privados (FCC y Urbaser) la adquisición por parte de Limasa de 15 camiones y de una veintena de vehículos de menores dimensiones para las brigadas (también se incluyen 40 máquinas para limpieza), con la idea de que puedan empezar a prestar servicio antes de que concluya el año.

La hoja de ruta marcada por el equipo de gobierno también contempla para este ejercicio la constitución de la sociedad municipal y la aprobación de sus estatutos. No estaría operativa, pero este paso permitiría dotarla de una partida presupuestaria en 2019 para encargar la elaboración de un estudio exhaustivo del servicio con la idea de optimizar las rutas. La intención del Consistorio para por extender a la mayor parte de la ciudad la recogida con vehículos de carga lateral, ya que más allá de que los contenedores son más grandes se realiza de una forma más rápida y totalmente automatizada, de forma que únicamente hace falta un conductor, mientras con los de carga trasera son necesarios otros dos operarios para acercar los contenedores y engancharlos al camión. Así, el planteamiento pasa por dejar la carga trasera únicamente en las calles más estrechas.

Salvo la renovación de la flota, para ver el resto de cambios habrá que esperar hasta mediados de 2019

«Con este sistema la recogida sería mucho más rápida y, además, se cubriría con menos personal, por lo que esos dos empleados se podrían dedicar a otras tareas, como por ejemplo ir delante con equipos de apoyo para recoger todos los residuos que se dejen fuera de los contenedores», explica el concejal de Sonstenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez.

Reagrupar los contenedores

En esta misma línea, otra de las cuestiones que se abordarán en ese estudio será la reorganización de las distintas rutas y la reubicación de los contenedores para agruparlos en la medida de lo posible, de modo que cada vecino tenga relativamente cerca y en un mismo punto un recipiente para envases (amarillo), papel (azul), vidrio (verde) y del resto de residuos (gris). «Será un trabajo muy exhaustivo prácticamente punto por punto, porque habrá que valorar cuestiones como el espacio disponible, si es necesario quitar aparcamientos e incluso la actividad comercial que haya en cada zona para actuar en función de las necesidades», precisa el edil.

Asimismo, también se contempla la implantación de un quinto contenedor, que se destinaría únicamente para los residuos orgánicos y que ya tienen algunas ciudades como Madrid, Barcelona y Pamplona (color marrón) para tratar de cumplir la directriz de la UE que obliga a recuperar el 50% de los residuos domésticos antes de 2020. La idea es potenciar la recogida selectiva de los restos orgánicos, que se aprovechan para la elaboración de compost, para aumentar considerablemente el porcentaje de reciclaje.

Actualmente, en la planta de tratamiento se separa la basura orgánica del resto que se deposita en el contenedor gris, pero es un proceso costoso y, además, poco eficaz porque buena parte de los residuos acaban mezclados con materiales impropios. En principio, la intención municipal es comenzar su implantación en los grandes productores (hoteles y restaurantes, fundamentalmente) y luego ir extendiendo su uso de forma gradual en los barrios.

Temas

Limasa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos