El Ayuntamiento de Málaga no le quitará la glorieta a Al-Thani pese al acuerdo plenario

La glorieta Sheikh Abdullah Al Thani. /Salvador Salas
La glorieta Sheikh Abdullah Al Thani. / Salvador Salas
La Casona del Parque

Decepción en IUcon la respuesta del área de Cultura, que afirma que persisten los méritos por los que se acordó dicha denominación al jeque

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Aunque este caso no le compete se impone la doctrina Cortés, que acuñara la oposición cuando el citado concejal era portavoz popular. Que lo que se aprueba en pleno por mayoría no encaja en los intereses del equipo de gobierno del PP, pues no se lleva a cabo. En los primeros plenos del fin del bipartidismo y la minoría del gobierno del PP se pagaba la novatada (la pagábamos todos) dando por hecho que el equipo de gobierno llevaría a cabo lo que contaba con el sentir mayoritario de los grupos, de la Corporación en definitiva. Pero fueron pasando los meses y ya van para casi tres años, y ha quedado meridianamente claro que esto no es ni será así. El PP se ampara, para aplicar el rodillo del gobierno en el poder, en que las únicas competencias del pleno son grosso modo el planeamiento urbanístico, las ordenanzas y la aprobación de presupuestos. Ylo demás, ancha es Castilla.

El caso que nos ocupa viene tras la insistencia de IU-Málaga para la Gente de preguntarle al alcalde Francisco de la Torre qué iban a hacer con el acuerdo plenario del 2 de diciembre de 2015 por el que se acordó retirar el nombre del jeque Abdullah Al-Thani de la glorieta que hay en la avenida Luis Buñuel.

Ha llegado por fin la respuesta calentita de la concejal del área de Cultura, Gema del Corral, que es la que dirige la comisión de calles, quien indica que la glorieta seguirá luciendo el nombre del jeque porque «persisten los méritos por los que se acordó dicha denominación».

Para hacer memoria hay que recordar que la iniciativa la impulsaba IU, que admitió una enmienda de Ciudadanos para retirársela, al entender el edil naranja Alejandro Carballo que el jeque no merecía tal distinción. El acuerdo afirmativo se saldó con 18 votos afirmativos de la oposición en bloque y 13 en contra del PP, es decir aplastante mayoría a favor. El equipo de gobierno se negó por entender que era una postura «solo de cara a los titulares y sin ningún fondo», como explicó el edil de Urbanismo, Francisco Pomares y asintió el propio alcalde tras la intervención del primero en el pleno.

Lo cierto es que nunca, o al menos que los más mayores recuerden, se había votado a favor de quitarle una calle a nadie, a menos que se tratara de asuntos de la memoria histórica, que entonces además están amparados por ley. La decisión de concedérsela estuvo envuelta de un gran revuelo en su momento, ya que coincidió con la campaña electoral de las elecciones europeas. De hecho, el jeque se desplazó desde su país para asistir a la inauguración de la glorieta, pero la junta electoral lo anuló previa denuncia realizada Zorrilla. El Ayuntamiento organizó un acto privado, que estuvo también rodeado de polémica, al que asistió Al-Thani.

Estos días el jeque ha vuelto a saltar a la palestra precisamente con sus soflamas en contra de las instituciones, Ayuntamiento y Diputación y de sus responsables, Francisco de la Torre y Elías Bendodo, respectivamente. Es más, el dueño del Málaga C.F. se ha atrevido incluso a decir amenazando al alcalde que hablar de la familia Al-Thani, que es la que gobierna Catar, podría suponer un conflicto diplomático entre España y su país. Huelga profundizar sobre lo que piensan de la libertad de expresión los países que no son democráticos.

A Zorrilla, que abordaba ayer en su grupo municipal la situación, lo que menos le gusta de todo es el tono desafiante que está utilizando Al-Thani con amenazas al regidor, «parece que se ha roto el idilio entre ambos». El líder de IU barrunta que el jeque puede estar por abandonar el Málaga y lo sustenta en que va a acabar perdiendo el juicio con Bluebay y por tanto se quedaría sin la mayoría de las acciones. Esto, en su opinión, indicaría por qué el jeque tiene arrinconado al equipo. «No invierte en fichajes mientras derrocha en sueldos millonarios a sus hijos», critica.

Por último, el líder de IU quiere hacer ver que Al-Thani no tiene méritos para contar con una glorieta y que debería renombrarse 'Afición malaguista', que es de verdad quienes se la merecen.

Arraijanal: el activista de 90 años, padre de Ramos

Francisco Ramos.
Francisco Ramos.

Hace años que aprendió a moverse estrictamente sola y a llevar a toda la familia al retortero. No le quedaba otra. Se quedó viuda hace siete, un 13 de noviembre, con tres niñas a su cargo, Marta, Elena y Celia, y desde entonces es común que las lleve a todos los actos y encuentros habidos y por haber. Como la gallina con sus polluelos.

Más tarde, la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, perdió a su madre, y su padre se quedó en las mismas circunstancias, por lo que desde entonces éste se suma a sus expediciones al Ayuntamiento, a actos, a las ruedas de prensa...El señor, que ya cuenta con 90 años de edad viene encantado de Ronda a ver cómo se maneja su hija en esto de los menesteres políticos representativos.

En los últimos días, Francisco Ramos, que se mueve con bastón pero con mucha destreza, se ha hecho un hueco entre los activistas que hay en Arraijanal defendiendo que no corten los eucaliptos para que el espacio acabe siendo un parque y no se construya la Academia el Málaga –el jeque está de rabiosa actualidad–. «Vamos a darle una vuelta al del árbol, niña», que le dice a su hija concejal para echar un ratito junto a ellos. «Quien corta un árbol, lo mata», les explica a los jóvenes acampados, que se muestran encantados de su visita. La edad nunca es un impedimento si hay salud, como dice habitualmente de sí mismo el alcalde. Pues hasta los 90 aún le quedan a De la Torre 14 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos