El Ayuntamiento de Málaga probará un sofisticado sistema para multar con cámaras

Vehículo que se ha usado hasta ahora.
Vehículo que se ha usado hasta ahora. / Salvador Salas

El vehículo promovido por la EMT que la Policía Local empezó a utilizar hace 12 años se encuentra ya obsoleto y fuera de servicio

JESÚS HINOJOSAMálaga

El Ayuntamiento busca sustituto para el coche equipado con un sistema de lectura de matrículas que empezó a utilizar de 2005 con el objetivo de sancionar los estacionamientos indebidos de vehículos en doble fila y en los carriles exclusivos para autobuses. Doce años después de que se pusiera en marcha aquella iniciativa, promovida por la Policía Local y la Empresa Malagueña de Transportes, este temido coche se encuentra ya obsoleto y fuera de servicio por el uso que ha tenido en todo este tiempo. El equipo de gobierno municipal ha indagado en el terreno de las nuevas tecnologías y ha encontrado un posible sucesor de esta herramienta que, en todo caso, tendría que contratarse mediante un concurso público abierto a todas las empresas del sector.

La idea viene de lejos. En concreto de Tel Aviv, de la mano de la empresa Safer Place LTD, que el concejal de Nuevas Tecnologías y Seguridad, Mario Cortés, tuvo la oportunidad de conocer durante un viaje a esta ciudad israelí para participar en un congreso. Se trata de un sofisticado sistema informático que, mediante la instalación de varias cámaras en un vehículo policial, es capaz de detectar por sí solo si un conductor comete una infracción de tráfico, al tiempo que capta la matrícula de su coche y graba los momentos anteriores y previos al instante en que se capta la falta, lo que deja poco margen de maniobra a los sancionados para intentar justificarla con alguna excusa.

Noticia relacionada

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer probar durante un mes el sistema de esta empresa, una iniciativa piloto que se ha tramitado como si se tratara de un patrocinio y que incluso ha llegado a valorarse en 320.000 euros, aunque no va a suponer coste alguno para las arcas municipales, según aseguró Cortés, quien remarcó que se trata solo de una prueba, por lo que las infracciones que se detecten durante el mes que esté en funcionamiento no van a ser multadas. «No creo que se sancionen porque el sistema tendría que estar conectado con Gestrisam», aclaró el edil.

Adjudican la gestión del centro de control del tráfico

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento también aprobó ayer la adjudicación del contrato del servicio de conservación, mantenimiento y ayuda a la explotación de las instalaciones del Observatorio de Movilidad Viaria de Málaga por un importe de 5.816.176 euros a la empresa Kapsch TrafficCom Transportation S.A.U. La duración de la prestación de este servicio es de cuatro años y el contrato abarca tanto la explotación y gestión del Sistema de Regulación de Tráfico MOVIMA Centro de Gestión, como la explotación y gestión del Sistema de Control de accesos del MOVIMA del Centro Histórico. Por otro lado, la Junta de Gobierno Local dio luz verde a la adjudicación del contrato a dos empresas que ofrecerán el servicio de limpieza de varias dependencias municipales por 91.840 euros y 70.154 euros, respectivamente.

Safer Place y el Ayuntamiento van a firmar un convenio por el que esta empresa se compromete a ceder dos cámaras fijas que se colocarían en farolas y una unidad de cámara móvil que se instalaría en un coche patrulla de la Policía Local para que el equipo de gobierno pueda comprobar los resultados de sus servicios.

Contratación

Su posible contratación para Málaga resulta todavía una incógnita porque, al tratarse de una empresa no europea, podría tener problemas a la hora de presentarse a un concurso convocado por un ayuntamiento español para contratar un servicio de este tipo. «De momento solo vamos a probarlo», insistió Mario Cortés, quien aclaró que, aunque el mecanismo es capaz de detectar por sí solo una infracción de tráfico, siempre sería un agente de la Policía Local el que validaría la correspondiente sanción.

Al encontrarse fuera de servicio el vehículo con lectores de matrículas de que disponía la Policía Local, sus efectivos tienen que emplear cámaras domésticas para grabar infracciones y luego volcar las imágenes cuando llegan a la comisaría.

Fotos

Vídeos