El Ayuntamiento premia a los alumnos con mejor expediente académico de Málaga capital

Son 85 estudiantes que representan lo más granado de la educación /PAULA HÉRVELE
Son 85 estudiantes que representan lo más granado de la educación / PAULA HÉRVELE

Nueve estudiantes de Secundaria y 76 de Bachillerato de 22 centros educativos son distinguidos por acabar con una media de diez

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Son sólo 85 estudiantes, pero representan lo más granado de la educación en la capital. Sus expedientes académicos, tanto en Secundaria como en Bachillerato, no tienen un sólo tachón, y por eso este martes fueron reconocidos durante los IX Premios de Educación Ciudad de Málaga. En un acto celebrado en el Jardín Botánico Histórico de La Concepción, nueve estudiantes de ESO y 76 de Bachillerato de 22 centros educativos de la capital, fueron reconocidos por concluir sus estudios con la máxima nota, una media de diez.

«Nunca me imaginé recibir un premio así, pero supone un reconocimiento al esfuerzo tan duro que hemos hecho durante tantos años». Marina Lizana, que esta semana mismo corrió a apuntarse a la carrera de Medicina con la que soñaba desde hace tiempo, fue una de las distinguidas. Esta estudiante del Colegio Cerrado de Calderón, llegó a la gala sin saber apenas lo que les esperaba pero agradecida por el nombramiento. «Nos ha costado mucho llegar hasta aquí, pero tampoco es que hayamos estado todo el día estudiando», explicaba. «Lo importante es llevarlo todo al día», añadía antes de subir al escenario.

Guillermo Díaz, estudiante de Los Olivos, fue otro de los premiados. Aunque reconocía que estar en esta gala no era su obsesión, sino lograr la nota para acceder a la carrera de ADE y Derecho, sí agradeció que el Ayuntamiento reconozca a los mejores estudiantes. «Es un aliciente para los alumnos, porque es bueno reconocer a quienes más se esfuerzan en todos los ámbitos», dijo.

En relación a esta cultura del esfuerzo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró que los estudiantes reconocidos deben suponer un ejemplo para el resto de la comunidad educativa. De la Torre se congratuló de que este año haya aumentado el número de estudiantes con un diez de nota media en su expediente académico y destacó que en la gala no sólo se reconoce el esfuerzo de los premiados, sino «a los miles de alumnos que tratan de esforzarse y a los profesores que se han esforzado durante el curso para que nadie se quede atrás». Antes de comenzar la entrega de premios, consideró que dichos estudiantes ayudan a crear una Málaga más innovadora y creativa.

En representación de los estudiantes, Esther Simón Márquez, del IES La Colina, se planteó el reto de soñar a lo grande. Agradeció el apoyo recibido tanto por las familias como por los profesores y aseguró de que «el futuro está en manos de sus jóvenes». En la misma línea, Gonzalo Sosa, agradeció el premio como una recompensa a su entrega y consideró que todos ellos están «capacitados para demostrar que podemos enfrentarnos a un mundo más exigente».

Los estudiantes que fueron reconocidos recibieron como premio una tablet y un diploma acreditativo. Además, las entidades patrocinadores entregó a cada uno de los premiados un lote de libros (Agapea) y un curso sobre las ventajas del uso de las nuevas tecnologías, la innovación, el talento y creatividad (Esesa).

El acto fue clausurado con un concierto de piano a cargo de María Victoria Molina Atienza, ganadora del XI Premio de la Fundación Musical de Málaga 2017 al mejor expediente del Conservatorio Superior de Música. A sus apenas 23 años ya ha sido galardonada con varios premios y durante los próximos dos años perfeccionará sus estudios en el extranjero becada por esta Fundación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos