El Ayuntamiento de Málaga pospone hasta final de noviembre la moratoria en hostelería

Los vecinos denuncian que no se han tenido en cuenta sus alegaciones. /Francis Silva
Los vecinos denuncian que no se han tenido en cuenta sus alegaciones. / Francis Silva

El área de Sostenibilidad Medioambiental pide la opinión de los ciudadanos antes de aprobar de forma definitiva el documento

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El Ayuntamiento ha vuelto a darse un nuevo plazo antes de aprobar la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas en el Centro y en Teatinos y de aplicar una moratoria sobre la hostelería. Tras las diferentes reuniones fallidas mantenidas entre las partes, el área de Sostenibilidad Medioambiental ha decidido colgar ambos documentos en la web de Málaga Contesta para recabar la opinión de todos los ciudadanos. Con este nuevo camino se dan de plazo hasta el 21 de noviembre para debatir y analizar todas las propuestas recibidas antes de tomar una decisión definitiva.

Según explican en la web municipal en la que han colgado los documentos –ya por separado para el Centro y Teatinos– quieren recibir propuestas de todos los ciudadanos, sobre todo de «los problemas que se pretenden solucionar con esta iniciativa, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la norma y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias». Las diferentes opiniones se podrán dejar a partir del próximo lunes.

El concejal del área, José del Río, adelanta que se estudiarán todas los mensajes recibidos para conocer la impresión de los ciudadanos y ver si pueden incorporar alguna de ellas. En el caso de que no se reciban o no sean adecuadas, la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas saldrá adelante tal y como se aprobó en Junta de Gobierno Local el pasado 2 de febrero. En caso contrario, si se estimara alguna de las correcciones, los documentos deberán volver a aprobarlos el equipo de gobierno.

Entre las medidas que se recogen en ambos escritos, el Ayuntamiento plantea la suspensión de la apertura de nuevas actividades y la ampliación de las existentes durante el plazo de un año. Igualmente detalla que los establecimientos con música ambiente deberán funcionar con puertas y ventanas cerradas a partir de las 00 horas y que las terrazas deberán recogerse a la 2 horas, salvo de lunes a viernes durante los meses de otoño e invierno que deberán hacerlo una hora antes. Tanto las terrazas como cualquier negocio con actividad musical tendrán 20 minutos para desalojar los establecimientos.

Este nuevo cambio de rumbo no ha sentado nada bien ni a los vecinos del Centro ni a los del Romeral, que han denunciado que no se han tenido en cuenta ninguna de las alegaciones que ellos han realizado al documento. Desde la asociación de vecinos Centro Antiguo consideraron que el Ayuntamiento vuelve a alargar la decisión de tomar medidas contra el ruido «abriendo ahora a un proceso de participación cuando ha sido incapaz de poner de acuerdo a los diferentes sectores implicando». El secretario del colectivo, Óscar Agudo, entiende que al Consistorio no le interesa tomar medidas ante las vísperas de un año electoral. «Es una estrategia más, junto a la del cambio de concejal, para imponer una medida ya recomendada por el propio Defensor del Pueblo Andaluz».

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos