El Ayuntamiento paga 867 euros de productividad a los empleados de Limasa

Basura acumulada en la calle Larios durante la feria de Málaga.
Basura acumulada en la calle Larios durante la feria de Málaga. / SUR

El concejal de Medio Ambiente confía en que no habrá movilizaciones durante la próxima feria, aunque en caso necesario contratarán más personal

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El Ayuntamiento ha abonado a los trabajadores de Limasa una paga de productividad de 867 euros que no estaba pactada para este año, y que llega por los retrasos en los procesos judiciales en los que ambas partes están inmersos. «Es un gesto de buena voluntad que no tendría mucho sentido que se viera recompensado con una huelga, y más cuando hay interés de los trabajadores en ser municipales, lo que conlleva, además de las condiciones, una vocación de servicio público, que no es compatible con una huelga en la semana más importante de la ciudad», dijo ayer Raúl Jiménez, concejal de Sostenibilidad Medioambiental.

«La hemos pagado en el espíritu de un acuerdo supeditado a una sentencia judicial que ha tardado un año y medio, una cuestión jurídica ajena a Limasa, el comité y el Ayuntamiento», aclaró. El juicio se va a celebrar el 15 de noviembre de 2017, «por lo que si es una paga a cuenta de lo que diga esa sentencia, que se está demorando mucho, es comprensible pagarla».

Sobre las posibles movilizaciones, apuntó: «La sensatez imperará, no va a haber ningún tipo de huelga en la feria, no me cabe en la cabeza, es una llamada de atención –respetada– pero no debe llegar a más». Con todo, ayer mismo se convocó una reunión entre empresa y sindicatos porque, según el edil, había un principio de acuerdo para que los trabajadores fijos estuvieran activos durante las fiestas. En cambio, la asamblea de empleados celebrada el pasado domingo determinó que estos últimos no participarán en los turnos los sábados y festivos; sin descartar paros parciales en función de las decisiones sobre el futuro de la empresa, que la plantilla pretende que sea municipal.

Al respecto, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga advirtió ayer de que Limasa tendrá que buscar «otro tipo de trabajadores cualificados» que hagan el servicio durante esos días, en el caso de que los fijos a tiempo completo decidan finalmente no trabajar los fines de semana ni festivos, tal y como acordaron por unanimidad.

Batalla de recursos legales

Jiménez aseguró que la semana grande de la ciudad, desde el punto de vista del servicio de limpieza, «no puede verse perjudicada». Por ello, en el próximo encuentro con los representantes de los trabajadores se les preguntará si se va a romper el acuerdo que existía para que los fijos trabajaran en esas fechas.

Sobre la batalla de recursos en torno a la sentencia del convenio de 2012, el edil recordó que la primera instancia la ganó la empresa, la segunda le dio la razón al comité y ahora van a la tercera, por lo que negó la «mala voluntad» de la que le acusan los trabajadores. «Si las vacaciones en Limasa se tienen los cuatro meses de verano supondrían un gran desembolso para sustituciones o una disminución de la calidad del servicio».

Temas

Limasa

Fotos

Vídeos