El Ayuntamiento de Málaga saca a concurso las primeras obras para habilitar Gibralfaro como parque forestal

El Ayuntamiento de Málaga saca a concurso las primeras obras para habilitar Gibralfaro como parque forestal

Las empresas interesadas en acometer los trabajos, valorados en 400.000 euros, tienen un plazo de 26 días para presentar sus ofertas

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Tras casi una década de trámites, el plan trazado por el Ayuntamiento de Málaga para facilitar el uso del monte Gibralfaro como parque forestal empieza a pasar de los planos a la realidad. El Boletín Oficial de la Provincia publica este martes el anuncio para contratar las primeras obras, exigidas por el grupo de Ciudadanos, entre otras condiciones, para dar luz verde a los presupuestos del año que viene. Los trabajos salen a concurso por un importe de 399.965 euros y un plazo de ejecución de seis meses. Las empresas interesadas en desarrollarlos tienen un plazo de 26 días a partir de este miércoles para presentar sus ofertas, por lo que todo apunta a que las actuaciones contenidas en el contrato no empezarán a realizarse hasta principios del año que viene.

Noticias relacionadas

Este primer paquete de medidas para habilitar Gibralfaro como parque forestal incluye la adecuación de los senderos, así como la creación de una zona de estancia en la explanada situada en el carril de subida a Gibralfaro por la calle Pinosol, en la trasera de la calle La Victoria. La nueva zona de recreo se ubicará en un suelo sin apenas vegetación, que sólo cuenta con dos eucaliptos. Las obras incluyen movimientos de tierra y la instalación de elementos de vallado rústico. Esto facilitará la posterior instalación de juegos infantiles, mesas de picnics y aparcabicicletas, además de otro mobiliario urbano como papeleras. También suponen la adecuación del firme en varios senderos del monte, en los que se realizará la explanación, nivelación y compactación del terreno. En aquellas zonas en las que los senderos discurran junto a taludes de gran pendiente, se construirán muros de mampostería para estabilizarlos.

La bionda metálica de 160 metros que recorre el talud sur del monte será sustituida por otra ecológica para integrarla en el entorno. En materia de protección hidráulica, las mejoras contemplan la apertura de cunetas para facilitar la evacuación de las aguas. Para evitar el encharcamiento producido por la lluvia y los daños por escorrentías, en diferentes tramos se realizarán desagües transversales y pasos de agua con tuberías enterradas de hormigón de 40 centímetros de diámetro.

También están proyectadas actuaciones en la masa vegetal de la zona, que incluirán la retirada de pies de árboles que estén en mal estado o secos, y de otros ejemplares que impidan su correcto desarrollo o no sean autóctonos de este monte. Con la madera de estos pies se realizarán elementos del mobiliario de la zona. Asimismo, la intervención incluye la plantación de especies autóctonas para favorecer la evolución ecológica y paisajística del monte, y regular los procesos erosivos.

Fotos

Vídeos