El Ayuntamiento de Málaga invertirá dos millones de euros en un pabellón de balonmano en Puerto de la Torre

Piscina clausurada de Puerto de la Torre, junto a la que se levantará el pabellón de balonmano./
Piscina clausurada de Puerto de la Torre, junto a la que se levantará el pabellón de balonmano.

Urbanismo también prevé dar luz verde este miércoles a un proyecto para facilitar la visita a los restos arqueológicos del Museo Thyssen

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La Gerencia Municipal de Urbanismo celebrará este miércoles un consejo rector en el que prevé dar luz verde a varios proyectos que acometerá el Ayuntamiento de Málaga en los próximos meses. Uno de ellos es la construcción de un pabellón de balonmano en la barriada de Puerto de la Torre. Valorado en dos millones de euros, se levantará en una parcela de 2.900 metros cuadrados situada entre medianeras en la avenida de Lope de Rueda, junto a la piscina cubierta de esta zona de la ciudad que lleva más de dos años cerrada, a la espera de que se lleve a cabo su reapertura por parte de la empresa Medios Acuáticos, que es su nueva concesionaria.

Este pabellón de balonmano servirá para entrenamiento y competición a nivel local y contará con una zona de bar-cafetería, una pista deportiva con una grada para 240 personas, vestuarios, enfermería, almacenes y una zona para aparcamientos de 351 metros cuadrados, entre otros espacios. En total, la construcción suma 3.172 metros cuadrados de instalaciones de las que podrán hacer uso los diferentes equipos de balonmano de la ciudad, en especial los de los centros escolares que existen en el entorno.

Por otro lado, el consejo de Urbanismo también abordará la aprobación de un proyecto de adecuación de los sótanos del Museo Thyssen para hacer visitables los restos de una villa romana de los siglos I y II después de Cristo que probablemente perteneció a un próspero mercader de la época. Esta actuación, que ya cuenta con el visto bueno de la Consejería de Cultura, aunque condicionado a que se realice una vigilancia arqueológica durante su desarrollo, supondrá una inversión de 420.019 euros y se ha previsto un plazo de ejecución de ocho meses desde su inicio. Consistirá en la creación de un recorrido accesible para la contemplación del yacimiento. En las zonas en las que no sea posible el acceso del público, se colocará un techo suspendido de acero inoxidable pulido cuyo efecto de espejo permitirá a los visitantes contemplar los restos de la villa romana desde la pasarela por la que podrán discurrir. Asimismo, se ejecutarán revestimientos, acabados e iluminación del sótano para convertirlo en una sala más del museo.

Por otra parte, el consejo de Urbanismo tiene previsto dar luz verde al proyecto de urbanización del sector de Torre del Río, un sector situado junto a La Térmica en el que se prevé la construcción en primera línea de paseo marítimo de tres torres de 22 plantas más la baja que albergarán 125 pisos cada una de ellas. Tras ellas, en una segunda fachada si se mira el proyecto desde el mar, irá un hotel de diez plantas más la baja y otro bloque de planta baja más siete para un total de 124 viviendas. En la parte más próxima al camino de la Térmica, el proyecto reserva espacio para un centro escolar, que ocupará una parcela de 6.000 metros cuadrados. Como avanzó este periódico (ver SUR 12/7/2017), esta actuación ha sido retomada por el grupo Metrovacesa que, tras la inyección de proyectos por parte del BBVA y los bancos Santander y Popular, ha pasado a convertirse en una de las compañías constructoras con más pulmón en el panorama nacional.

Fotos

Vídeos