El Ayuntamiento de Málaga estudiará la aplicación de una moratoria que frene la apertura de más bares en el Centro

El Ayuntamiento de Málaga estudiará la aplicación de una moratoria que frene la apertura de más bares en el Centro

La comisión de Economía aprueba elaborar un informe que sirva de base para decidir si en las calles más saturadas del casco antiguo se impide abrir un establecimiento de hostelería en un local donde había un comercio

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento dará un paso más a la hora de buscar un equilibrio entre la hostelería, el comercio y demás servicios en el Centro Histórico. A las medidas que se están ultimando a través del Área de Sostenibilidad Medioambiental para controlar e incluso impedir la apertura de nuevos bares en zonas acústicamente saturadas (también se contempla en Teatinos) se le sumarán otras encaminadas a evitar que los negocios de hostelería acaparen las principales calles del casco antiguo en detrimento del comercio tradicional. A través de la comisión plenaria de Economía celebrada este lunes, todos los grupos políticos han acordado por unanimidad la elaboración de un estudio en el que se analice la densidad de locales de hostelería frente a los comercios de forma que en aquellas calles más saturadas de bares se aplique temporalmente una moratoria que evite la implantación de nuevos establecimientos en aquellos locales en los que se viniera realizando una actividad comercial.

Esta propuesta ha sido debatida a través de sendas mociones presentadas por Ciudadanos y Málaga Ahora durante una sesión en la que se ha contemplado la posibilidad de extender estas medidas a otros barrios de la ciudad. “Es bastante común que locales comerciales cierren para abrir como hostelería, y aunque creemos en la libertad para abrir negocios, consideramos que el Ayuntamiento debe adoptar medidas para conservar lo que se viene a denominar centro comercial abierto en esta zona de la ciudad”, ha afirmado el concejal de Ciudadanos, Alejandro Carballo, quien ha propuesto que a raíz de ese estudio se establezcan una serio de criterios objetivos para implantar esta moratoria en determinadas calles.

En la misma línea, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo ha puesto como ejemplo que mientras la actividad comercial en el Centro cayó un 3,6% entre 2016 y 2016, la hostelería ha crecido un 7,9%. Sobre este punto, la concejala del Área para la Reactivación Económica, María del Mar Martín Rojo, ha pedido “no ser alarmistas” sobre la proliferación de bares y restaurantes en el Centro ni generar inseguridad jurídica cuando se habla de aplicar una moratoria, pero sí que ha coincidido en la necesidad de buscar un equilibrio. “Por saturación acústica ya se está estudiando y desde hace un año venimos hablando con el propio sector de la hostelería en esa línea”, ha remarcado. En cualquier caso, la edil ha precisado que esa posible moratoria “no puede ser inmediata”, ya que requiere de una tramitación que debe estar bien motivada por el interés general para no generar inseguridad jurídica.

Sin abandonar los efectos de la proliferación de bares en el casco antiguo, la comisión de Economía también ha acordado reforzar el control sobre la ocupación de las terrazas mediante la creación de una dotación policial que garantice el cumplimiento de la normativa, así como que desde el departamento de Vía Pública se actúe siempre que exista denuncia o comunicación vecinal de que hay más mesas de la reflejada en la autorización que junto al plano debe exhibirse en lugar visible. Lo que no ha salido adelante es la propuesta de Málaga Ahora de habilitar un teléfono para que los vecinos puedan denunciar los excesos de ocupación.

Pensiones y planes de empleo

Por otra parte, durante la sesión también ha salido aprobada por unanimidad una moción del PSOE para instar al Gobierno a implementar medidas que garanticen el sostenimiento del sistema público de pensiones de forma dialogada con sindicatos y empresarios y con el consenso de todas las fuerzas políticas; y pedir además que, en el marco del Pacto de Toledo, se valore la propuesta aprobada en el Congreso de los Diputados para que las pensiones se actualicen conforme a la previsión del IPC en lugar del 0,25% que lo hará este año. “A mi madre le va a subir la pensión este año un euro cuando todo los bienes de consumo están subiendo”, ha apuntado el edil socialista, Salvador Trujillo, quien ha recordado que en la provincia hay más de 260.000 pensionistas que cobran una media de 846 euros, muy por debajo de los 925 euros de media nacional.

La que no ha salido adelante, debido al voto de calidad del concejal de Economía, Carlos Conde, para romper el empate en la votación, ha sido la propuesta de IU-Málaga para la Gente de que el Ayuntamiento ponga en marcha un plan de empleo con una dotación mínima de tres millones de euros para la contratación de desempleados de larga duración y colectivos con más dificultades de acceso como jóvenes, mujeres, mayores de 55 años y discapacitados, que se vería acompañado por otras políticas activas de empleo en sectores emergentes como acciones formativas para desempleados. El argumento del equipo de gobierno del PP para rechazar esta moción es que los planes de empleo son competencia de la Junta de Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos