El Ayuntamiento de Málaga edita un manual preventivo de conductas de riesgo suicidas

El Ayuntamiento de Málaga edita un manual preventivo de conductas de riesgo suicidas

La publicación recoge experiencias desarrolladas en centros sociales de la ciudad

SUR

El Ayuntamiento de Málaga ha presentado “Terapia de fortalezas personales basada en psicología positiva. Manual para terapeutas. Programa comunitario de prevención del suicidio” junto a sus autores, el psicologo y profesor de la Universidad de Jaen Nicolás Sánchez y la psiquiatra y de la Unidad de Gestión Clínica de Lucía Pérez. El texto, accesible en la web Razones para Vivir, es un manual destinado a profesionales del trabajo social a quienes se ofrecen acciones conretas para la prevención del riesgo de suicidio.

El suicidio (y sus tentativas) se considera como uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial. La cantidad de suicidios cometidos en todo el mundo se ha incrementado en un 60% en los últimos 50 años, según la directora general de Derechos Sociales, Ruth Sarabia. Numerosos estudios destacan que el comportamiento suicida es un fenómeno complejo; no existe una única causa que lo explique y, como en todos los problemas relacionados con salud, existen factores que predisponen y factores que desencadenan el comportamiento. Aún hoy día el suicidio sigue siendo un tema tabú, lo que dificulta la detección y prevención de estos casos; así pues, se hace necesario tomar ciertas medidas que disminuyan la estigmatización social.

La prevención y control del suicidio no es una tarea fácil. A nivel mundial han existido varias iniciativas para ello. En 1999 la O.M.S. lanzó el programa SUPRE (Suicide Prevention) en un intento de reducir la creciente mortalidad mundial por suicidio. En nuestro país no existe ningún programa de asistencia y prevención institucionalizada.

Es por ello que desde el Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga se creó en 2016 una Agrupación de Desarrollo de prevención del suicidio, integrada por el Área de Derechos Sociales y las Asociaciones Justalegría y Télefono de la Esperanza.

Se comenzó con un estudio piloto en el CSSC Bailén-Miraflores en el que se pretendía definir los factores de riesgo que ayudasen a detectar a personas con esta ideación. A raíz de ahí, se están impartiendo cursos de formación a profesionales de los CSSC, con una participación de 152 profesionales, para dotar a este personal de herramientas de detección de casos. También se esta desarrolando la Escuela de Fortalezas Personales dirigida a usuarios detectados con atención psicológica individualizada y desarrollando eventos de sensibilización a la población general. Dónde han participado más de 120 personas. Ambas acciones continúan desarrollándose en los 11 distritos .

En ello participa la UMA a través del desarrollo de trabajos de investigación así como el Observatorio de Seguridad Local (Área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga) que bianualmente elabora informe que permite una orientación de la situación en la que se encuentra el municipio.

En noviembre de 2016 se creó también una mesa intersectorial donde participan todos los agentes que trabajan en la prevención e intervención del suicidio, con el objetivo de establecer un orden en las mismas, dando infraestructura y centralizando así la atención conjunta, facilitando las correspondientes derivaciones de casos, y elaborando un Protocolo único de Actuación en Prevención e Intervención en Suicidio (en el que se integre la atención urgente, atención individualizada en urgencia incorporada a los protocolos existentes y la revisión de proyectos comunitarios).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos