El Ayuntamiento de Málaga dice tener capacidad para devolver las plusvalías pagadas en ventas sin beneficio

Un momento de la comisión de Economía./SUR
Un momento de la comisión de Economía. / SUR

Gestrisam tiene más de 2.200 reclamaciones de contribuyentes al amparo de la sentencia del Constitucional que anula el tributo cuando se vende a pérdidas

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La incertidumbre que planea sobre el impuesto de la plusvalía municipal a raíz de las sentencias judiciales que anulan el cobro de este tributo cuando la venta de un inmueble se produce por debajo de su valor real ha vuelto a estar presente en la comisión de Economía del Ayuntamiento de Málaga. Aunque Málaga Ahora solicitaba el compromiso de que en el próximo ejercicio se incluya una partida presupuestaria para afrontar las posibles devoluciones del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), el concejal de Economía, Carlos Conde, ha alegado que «técnicamente no es necesario» y que, en el caso de que haya que devolver dinero, se afrontará porque la salud financiera de las arcas municipales lo permite. La moción ha salido adelante con una enmienda, concretándose en que el Consistorio adoptará las medidas oportunas para afrontar posibles reclamaciones de contribuyentes. En este sentido, cabe reseñar que según los últimos datos facilitados, correspondientes a finales de septiembre, en las oficinas del organismo de Gestión Tributaria (Gestrisam) constaban un total de 2.221 peticiones de devolución por valor de 8,3 millones, además de otras 978 autoliquidaciones suspendidas porque los usuarios declararon haber vendido a pérdidas, que supondrían un montante de 4,45 millones.

Durante el debate, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, también ha planteado la flexibilización de los requisitos que exige el Ayuntamiento para que familiares directos que hereden un inmueble puedan acogerse a las bonificaciones de hasta el 95%, entre los que destaca la necesidad de acreditar la convivencia con el fallecido durante los dos años previos a su defunción. Desde el equipo de gobierno han abogado por esperar hasta ver cómo queda la modificación del impuesto en la que llevan meses trabajando el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). «Nos dice usted –dirigiéndose a Torralbo- que lo quitemos ya sin saber el impacto real de lo que va a ocurrir. Vamos a ver cómo queda el impuesto y luego ya se verá», ha apuntado Conde.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Málaga ha vuelto a mostrar, por tercera vez en los últimos meses, su apoyo a las reivindicaciones laborales de las camareras de pisos de hoteles por la sobrecarga de trabajo y la externalización del servicio de limpieza, que ha disparado la precariedad de los contratos con rebajas salariales que rondan el 40%. Aunque no existen datos oficiales, los sindicatos calculan que, para ahorrar costes, cerca de la mitad de las cadenas hoteleras de la provincia delegan la gestión de la limpieza de sus establecimientos en subcontratas que no están sujetas a los convenios laborales del sector y que suelen pagar entre dos y cuatro euros por habitación.

A través de una moción presentada por el PSOE, la comisión de Economía ha aprobado por unanimidad instar al Gobierno central a que modifique el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para que se igualen las condiciones de los trabajadores de las subcontratas con las del personal empleado directamente por la empresa principal. “Cuando hablamos de turismo de calidad debemos entender que también deben ser de este tipo las condiciones laborales a las que se enfrentan los y las trabajadoras de este sector. Sin embargo, pasados unos meses, no se han visto acercamientos por parte del Gobierno central para cambiar esta situación”, ha afirmado el concejal socialista, José Carlos Durán, en un Salón de Plenos en el que estaban presentes representantes del colectivo Kellys Málaga, como se autodenominan las camareras de pisos como apreviabura de ‘las que limplian’. A través de esta moción, el Ayuntamiento también se ofrece a la hora de mediar entre sindicatos y patronales para mejorar las condiciones laborales del sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos