El Ayuntamiento de Málaga dará luz verde al proyecto para transformar la Alameda Principal este viernes

Recreación de cómo quedaría el proyecto. / Vídeo: Pedro J. Quero

La Gerencia de Urbanismo convoca un consejo rector para aprobar el proyecto, que implicará un coste de ocho millones de euros para las arcas municipales

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

En plena feria, el equipo de gobierno municipal dará luz verde al proyecto para transformar la Alameda Principal, haciendo peatonales sus dos calzadas laterales. La Gerencia Municipal de Urbanismo ha convocado para este viernes un consejo rector para dar luz verde al proyecto de ejecución de esta singular operación urbanística, que contará con los apoyos suficientes para ser refrendado al recabar el voto positivo de Ciudadanos, según avanzaron fuentes de la formación naranja.

La actuación municipal, que completará la que la Junta de Andalucía desarrollará en la calzada norte, para rematar la obra del metro, supone una inversión total de 11,5 millones de euros. El Ayuntamiento la ha dividido en tres fases. La primera es la que corresponde al Gobierno andaluz, y supone la realización de una franja peatonal de 10.256 metros cuadrados junto a la que discurrirá un carril para bicicletas de 470 metros lineales. Representa una inversión de 3,5 millones de euros para la Consejería de Fomento y se calcula un plazo de ejecución de seis meses a contar previsiblemente desde finales de año.

La segunda y la tercera fase son las que corresponden al Consistorio, y suman ocho millones de euros. La segunda abarca la actual calzada central, donde se mantendrán tres carriles para el transporte público, dos en sentido este y uno hacia el oeste, y dos para el privado, uno en cada sentido. El consejo de Urbanismo dará luz verde no solo al diseño de esta segunda fase, sino también al inicio de los trámites para contratar sus obras, valoradas en 2,7 millones de euros y con un plazo de ejecución de seis meses. La nueva calzada central se pavimentará con hormigón percolado fotocatalítico, y en ella se podrá apreciar la huella correspondiente a la antigua rambla central de la Alameda. La tercera fase consistirá en la peatonalización del lateral sur, con un presupuesto de 5,2 millones de euros y también un plazo de ejecución de seis meses.

La segunda fase incluye no solo la reurbanización de la calzada central con el nuevo diseño, sino también el encuentro del bulevar peatonal norte que ejecutará la Junta con la calle Larios y la plaza de la Marina. Igualmente, contempla la adecuación del aparcamiento subterráneo de la plaza de la Marina, que mantendrá sus accesos y salidas actuales, así como la restauración y reubicación del monumento al marqués de Larios, que ocupará una posición más próxima hacia la calle Larios, escorada hacia el eje norte de la Alameda. De este modo, se suprimirá la rotonda en la que se encuentra para que los carriles de tráfico sigan en línea recta hacia la plaza de la Marina y el paseo del Parque.

El proyecto prevé dotar a este histórico bulevar de Málaga con equipamientos de ocio como juegos de ajedrez, infantiles, de música y áreas expositivas vinculadas al barrio del Soho. También pondrá en valor los ficus centenarios de este espacio urbano, para los que establecerá una zona de protección. Los ejes peatonales laterales, de 27 metros de anchura en el lateral norte y 23 metros en el sur, contarán con un pavimento blanco a base de losetas de grandes dimensiones. A unos cinco metros de las fachadas de los edificios, el pavimento será de piedra crema ámbar con un formato más pequeño y quedará delimitado por una nueva hilera de árboles de pequeña escala para dar sombra y cobijar las posibles terrazas de los negocios de hostelería, que tendrán en esa hilera el “límite estricto” para su implantación, según se reseña desde el Consistorio. Las paradas para autobuses, que ya no serán cabeceras de las líneas, contarán con bancos situados transversalmente a la calzada central.

Fotos

Vídeos