El Ayuntamiento de Málaga creará una comisión de investigación para las infracciones urbanísticas

Un momento del pleno de hoy./Francis Silva
Un momento del pleno de hoy. / Francis Silva

El pleno acuerda distinguir al cabo malagueño fallecido en Guillena en acto de servicio

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Los temas eran recurrentes, algunos de ellos ya habían pasado por el salón de plenos del Ayuntamiento de Málaga en más de una decena de ocasiones, pero el ánimo estuvo igual de crispado que en la primera ocasión. El conflicto de bomberos, la lucha de los pensionistas, el futuro de los terrenos de Repsol, una protesta espontánea sobre Arraijanal… La sesión del mes de marzo sirvió para volver a demostrar las piedras que se encuentra en el camino este equipo de gobierno y para que los grupos de la oposición lo forzaran a crear una comisión de investigación para analizar las infracciones urbanísticas.

La sesión comenzó con un reconocimiento al cabo de la Guardia Civil fallecido en Guillena (Sevilla) en acto de servicio. En una declaración institucional, el alcalde, Francisco de la Torre, anunció que el agente Diego Díaz será distinguido con una mención honorífica especial que se le entregará a la familia en próximas fechas.

Uno de los puntos más esperados, el de la creación de una comisión de investigación que dé luz sobre los expedientes urbanísticos sin tramitar, salió adelante gracias al voto favorable de todos los grupos de la oposición (el PP se abstuvo). El edil del Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, que fue el encargado de defender la iniciativa, consideró que se trata de un asunto «grave» y dijo que no les ha quedado más remedio que llegar a este punto después de que nadie les haya facilitado información. En esta misma línea dijo que también sería importante aumentar la plantilla de inspectores y de administrativos para evitar nuevos casos. Por parte del equipo de gobierno, el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, consideró que esta moción «es un ataque directo a los funcionarios públicos» y anunció que estará encantado de defenderlos.

Uno de los debates más acalorados se produjo al abordar la problemática de los bomberos, que acumulan 450 días en huelga. En una moción conjunta presentada por todos los grupos de la oposición y que salió adelante, los firmantes demandaron, entre otros, que se incluya una previsión en el presupuesto para aumentar la dotación de medios humanos y materiales. El debate comenzó con la intervención de un portavoz del colectivo, que acusó al equipo de gobierno de no prestarles atención y continuó con un discurso muy duro del edil no adscrito, Juan José Espinosa, que acusó al alcalde de querer apagar el fuego «con el mayor pirómano del Ayuntamiento: Carlos Conde». Sobre este asunto, el propio Conde dijo que gran parte de estas peticiones podrán ser atendidas «siempre que aprueben el presupuesto».

También fue tenso el debate a la hora de abordar el problema de las pensiones. En el salón de plenos había una amplia representación del colectivo de pensionistas que fueron llamados al orden en numerosas ocasiones por el alcalde. En la moción, presentada por el PSOE, se instaba al Gobierno de la nación a implementar medidas que garanticen el sostenimiento del sistema de pensiones, pero derivó en un enfrentamiento sobre la responsabilidad del PP y de los socialistas en el inicio de la crisis y en el vaciado de la hucha de las pensiones. Durante el debate, que salió adelante gracias a la unión de los grupos de izquierda, el portavoz socialista, Daniel Pérez, denunció la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas desde que gobierna el PP: «Los socialistas trabajamos con equidad y queríamos que las pensiones más bajas subieran más». Por contra, el portavoz municipal, Carlos Conde, acusó a los socialistas de hacer que España liderara el desempleo en Europa.

En el pleno de marzo también volvió a debatirse sobre los problemas de movilidad en el Parque Tecnológico. A instancias del PP, todos los grupos instaron a la Junta a mejorar los accesos a la tecnópolis y a elaborar un proyecto para reordenar la circulación interna y acabar así con los atascos que sufren todos los trabajadores. Aunque no se incluía en la moción, también se aprobaron dos enmiendas del PSOE en las que se insta al Gobierno a llevar el Cercanías y al equipo de gobierno a mejorar las conexiones de la EMT con los barrios Norte y Este.

Otro tema que ya se ha tratado en otras ocasiones ha sido el del Bosque Urbano, moción conjunta presentada por Málaga Ahora, Málaga para la Gente y el edil no adscrito Juan José Espinosa y que fue rechazada. Eduardo Zorrilla, uno de lo defensores de esta moción,dijo que planteaba «una vía posible para salir del bloqueo y el abandono por parte del PP desde hace más de 20 años», mientras que el edil popular Raúl Jiménez consideró que se trata de una idea «muy romántica» ya que el verdadero bosque urbano es el del Campamento Benítez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos