El Ayuntamiento hará un amplio diagnóstico del tráfico con más de veinte mil encuestas

El trabajo deberá realizarse en dos años e incluirá encuestas a conductores
El trabajo deberá realizarse en dos años e incluirá encuestas a conductores / SUR

El estudio servirá al equipo de gobierno para tomar decisiones respecto a proyectos como la reforma de la Alameda o el plan para el Guadalmedina

JESÚS HINOJOSAMálaga

Hace 16 años que el Ayuntamiento realizó el último gran estudio sobre la movilidad y el transporte en Málaga. Desde entonces, la ciudad ha experimentado importantes transformaciones, como la peatonalización del Centro Histórico o la puesta en servicio del metro, que hacen que aquella base de datos haya perdido validez. Para renovarla, el Consistorio ha sacado a concurso la elaboración de un nuevo gran estudio sobre la movilidad en Málaga que está valorado en 300.000 euros y para el que se ha estimado un plazo de ejecución de dos años.

Este completo diagnóstico de los desplazamientos en la ciudad servirá al equipo de gobierno municipal para tomar decisiones respecto a operaciones urbanas que está previsto desarrollar en los próximos años como la reurbanización de la Alameda Principal, haciendo peatonales sus laterales; el plan para mejorar la integración del cauce delGuadalmedina, para el que se ha propuesto el soterramiento del tráfico en los viales que lo enmarcan; la ampliación de la red del metro con el trazado hacia el Hospital Civil; la adecuación de las líneas de autobuses de la EMT a estos cambios y el desarrollo de las medidas del Plan Especial de Movilidad Urbana Sostenible.

El Área de Movilidad se ha marcado como objetivos de este contrato, al que las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el próximo 4 de septiembre, recabar las características detalladas de los desplazamientos en Málaga y de los modos de transporte utilizados. Para ello, exige la realización de 20.500 encuestas como mínimo que permitan conocer el comportamiento de los malagueños en lo relativo al tráfico y la movilidad urbana. De ellas, 13.000 como mínimo tendrán que realizarse a domicilio –preferiblemente de forma presencial– y 7.500 a usuarios del transporte público, conductores y personas que se encuentren en centros comerciales, estaciones de trenes o de autobuses, ciclistas, trabajadores de hospitales, del Parque Tecnológico, etcétera.

Herramienta

La empresa a la que el Ayuntamiento contrate este estudio deberá volcar toda la información que recabe en un sistema de información geográfica, y proporcionar un modelo de tráfico y transporte público en la ciudad que sirva de herramienta a los responsables municipales para resolver determinados conflictos de circulación y planificar proyectos.

Este diagnóstico analizará puntos de origen y destino, trayectos, modos de transporte y motivos de los desplazamientos, entre otras cuestiones, relacionándolas con la dispersión residencial, la localización de los servicios y los centros de trabajo. Además, deberá proponer medidas para mejorar el tráfico y presupuestarlas.

Fotos

Vídeos