El Ayuntamiento de Málaga gana en el TSJA por primera vez al funcionario que es su azote judicial

Wenceslao Alonso. /Pilar R. Quirós
Wenceslao Alonso. / Pilar R. Quirós
La Casona del Parque

La Sala le da la razón al Consistorio al cubrir una jefatura de forma provisional por lo que basta la publicidad y libre concurrencia

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El área de Personal del Ayuntamiento de Málaga vive una semana de júbilo. Tras 10 sentencias perdidas interpuestas por el funcionario que es el azote judicial de la Casona, Wenceslao Alonso, alias Wenchy, por primera vez la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Málaga del TSJA falla a favor del Ayuntamiento.

Wenchy, que es abogado y ejerce en estos juicios, ha perdido en este caso porque el TSJA entiende que en primera instancia había ganado al considerar la juzgadora que la forma de selección de un puesto en el Ayuntamiento (en concreto una plaza de jefe de sección en el Área de Participación Ciudadana) se había realizado sin el derecho fundamental recogido en el artículo 23 de la Constitución, es decir por los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Pero como explican los tres jueces del TSJA que firman la sentencia, se entiende que el caso que se juzga ya existía una sentencia de 2016, que había anulado el nombramiento provisional de esta jefatura, y que posteriormente el Ayuntamiento realizó otro proceso para cubrir el citado puesto de forma provisional y en este caso lo hizo a través de un proceso de concurrencia, «para lo que no sólo describió el puesto de trabajo y sus requisitos, sino que fijó también el lugar al que debían dirigirse las solicitudes y el plazo de su formulación». De hecho, y como subraya la sentencia, a este proceso se presentaron dos solicitudes e intervino un organismo del Ayuntamiento evaluando a los candidatos y formulando la propuesta para cubrir el puesto de forma provisional.

La Sala entiende que como la plaza que se cubre se hace de forma provisional no es necesario la valoración precisa de los méritos alegados «es más ni tan siquiera debía alegarse mérito alguno, ni la Administración debió motivar su decisión» puesto que no había ningún baremo previo alguno para evaluar a los candidatos. Por tanto, basta con manifestar la elección del funcionario que se estimó más adecuado para cubrir el puesto provisional por el órgano que intervino en la evaluación, como se ha hecho, por lo que el TSJA concluye que en este caso no hay existencia de arbitrariedad ni discriminación alguna.

El Ayuntamiento le gana la partida en esta ocasión a Wenchy y estima que de alguna manera esta victoria supondrá un antecedente (pese a que el TSJA no sienta jurisprudencia como el Supremo). Tras haber disfrutado este empleado público de 10 sentencias a su favor (de las que ocho son ya firmes) y ganar otras dos en primera instancia  (que actualmente están recurridas), aún quedan, y no se mareen al leerlo, nueve pendientes de fallo en primera instancia.

Recurrirá al Supremo

Alonso ya ha informado a este periódico que va a plantear un recurso de casación al Tribunal Supremo contra el actual fallo del TSJA. Así que todavía queda un largo trecho judicial y el funcionario togado no piensa cejar en su empeño para que los puestos acaben cubriéndose en el Ayuntamiento por igualdad, mérito, capacidad y publicidad, aunque sean de forma provisional. En la actualidad, el Consistorio cuenta con un centenar de jefaturas cubiertas de forma provisional (comisión de servicio interna) por lo que convendría que algún día no muy lejano se terminara la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), la aprobara, y se acabara la elección de jefes de forma provisional. El área de Personal subrayó que este documento, que es esencial para decidir qué plazas son por concurso y cuáles por libre designación, está muy avanzado. ¿Lo veremos en este mandato municipal?

Festival de Cine: ¿Por qué Carmena estaba tan sola?

Y allí estaba ella. Compuesta y sin compañía en la alfombra roja el pasado lunes por la noche en el Festival del Cine. Fue un día más bien descafeinado de público, como contaba Ivan Gelibter en este periódico, pero aún así llamó la atención que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acudiera sin el más mínimo acompañante y posara 'alone' en la alfombra roja.

¿Dónde estaban las concejalas del grupo municipalista Málaga Ahora, que se suponía era de su cuerda? Miembros del grupo explicaban que la relación de Málaga Ahora es realmente estrecha con el grupo que creó Ganemos Madrid, es decir con los ediles madrileños Montse Garcerán, Pablo Carmona y Rommy Arce. Explican que es una cuestión personal y que tratan con los que se llevan bien y que de hecho con ellos tres, con los que tienen un trato cotidiano, directo y cercano, no pertenecían a la lista de Manuela Carmena (Podemos). ¡Ay la nueva política y sus permutaciones, variaciones y combinaciones...nos queda tanto que aprender para entenderla! Por resumirlo de modo sencillo:ni Carmela les avisó ni ellas fueron a verla. The End.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos