El Ayuntamiento y Endesa se coordinan para informar sobre la aplicación del Bono Social

SUR MÁLAGA.

El Ayuntamiento de Málaga y Endesa van a coordinar acciones formativas con el fin de aplicar correctamente la nueva legislación estatal sobre el Bono Social, aplicable a aquellos consumidores que no pueden hacer frente al pago de la factura eléctrica. Así, según ha detallado el Ayuntamiento, personal cualificado de Endesa ha formado a la plantilla de trabajadores sociales municipales para que informen a los usuarios de los Centros de Servicios Sociales Municipales de las novedades introducidas por el Gobierno sobre el Bono Social.

En este sentido, han recordado en un comunicado que las familias afectadas tendrán que solicitarlo antes el 9 de abril, ya que su aplicación no es automática para aquellas personas que anteriormente se beneficiaban de esta medida

Según los datos de Endesa, en la provincia de Málaga, antes de la entrada en vigor del nuevo Bono Social en octubre de 2017, 118.915 clientes disponían de esta modalidad de contrato. Tras su entrada en vigor, Endesa cuenta con 116.754 clientes adheridos a esta modalidad, de los cuales sólo el uno por ciento, 648, ya se encuentran adheridos al nuevo Bono Social. El resto pertenecen al antiguo bono por lo que, según establece la ley, tienen que volver a tramitar la solicitud.

El Bono Social se aplica a las familias acogidas al precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) y el pasado mes de octubre se reformularon sus categorías estableciéndose consumidores vulnerables, consumidores vulnerables severos y consumidores en riesgo de exclusión social. Así, los consumidores vulnerables son aquellos con rentas bajas, referenciados al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), según se trate de familias con o sin menores a su cargo, familias numerosas y unidades familiares con cuantía mínima de pensión por jubilación o incapacidad permanente. A esta categoría se aplica un 25 por ciento de descuento en la factura.

Por su parte, los consumidores vulnerables severos tienen rentas aún más bajas que las anteriores, y su referencia sería la mitad de las de los consumidores vulnerables. Éstos tienen descuentos del 40 por ciento. En la tercera categoría, la de los consumidores en riesgo de exclusión social, es donde intervienen los Ayuntamientos. Estos consumidores deben cumplir con los requisitos marcados por el Gobierno para ser considerados consumidores vulnerables severos.

Además, los Servicios Sociales deberán asumir el pago de, al menos, el 50 por ciento de la factura, asumiendo el resto del importe las comercializadoras. Así, el Ayuntamiento de Málaga abonaría el 50 por ciento de las facturas eléctricas.

Desde el Consistorio han hecho hincapié en recordar que las familias que antes tenían Bono Social tienen que volver a solicitarlo. Tras su concesión, éste tiene una duración de dos años, han aclarado, debiéndose renovar antes de finalizar el periodo. La única excepción se da en el caso de las familias numerosas, cuyo plazo de vigencia se prolonga hasta que venza el título de familia numerosa, debiendo renovar el Bono Social cuando renueven este título.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos