El Ayuntamiento dice que actúa en Cerrado de Calderón cumpliendo la legislación de protección contra incendios tras la denuncia por tala de árboles

El Ayuntamiento dice que actúa en Cerrado de Calderón cumpliendo la legislación de protección contra incendios tras la denuncia por tala de árboles

De la Torre incide en que "por nuestra parte lo que tenemos que hacer es explicarlo más"

EUROPA PRESS

El Área de Sostenibilidad Medioambiental tiene en ejecución el Plan de Prevención contra Incendios Forestales en las zonas arboladas de los distritos uno y dos, cuyo presupuesto asciende a 149.000 euros. Este plan tiene por objeto eliminar la presencia de elementos que favorezcan la propagación de las llamas junto a las viviendas o los accesos, en el caso de que se produzca un incendio, mediante la apertura de cortafuegos y el saneamiento de la vegetación.

Noticias relacionadas

Así lo han afirmado desde el Ayuntamiento después de que asociaciones ecologistas y vecinales han presentado este pasado jueves una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, por las talas de árboles que se están ejecutando en zonas de Málaga como el monte Gibralfaro, El Morlaco y Cerrado de Calderón.

Según el Consistorio, la actuación, demandada por los residentes en las diferentes zonas afectadas, se desarrolla también en cumplimiento de la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de Emergencias por Incendios (RD 893/2013), cuyo artículo 3.5 -apartado g- recoge la necesidad de "poner en marcha medidas de autoprotección de los núcleos urbanos y edificaciones, encaminadas a evitar el riesgo de interfaz urbano forestal, a través de la creación y mantenimiento de franjas perimetrales", según ha informado el Ayuntamiento a través de un comunicado.

En esta línea, tras la redacción del Plan, se están desarrollando trabajos de apertura de cortafuegos perimetrales en diferentes urbanizaciones situadas en los distritos este y centro de la ciudad.

Así, han asegurado que después de haberse ejecutado una parte de dicho Plan en Gibralfaro y en El Morlaco, la actuación ha finalizado ya en la zona alta de Cerrado de Calderón -entre las calles Centáurea, Liebre y Olmos-, por lo que no están previstas nuevas talas en dicha zona. Tan sólo queda pendiente una pequeña intervención en la zona de Gibralfaro.

El Plan de Prevención contra Incendios Forestales de Málaga recoge la importancia de realizar estos trabajos en las zonas urbanas próximas a masas arbóreas, por ser una configuración especialmente peligrosa para la propagación de incendios que llaman de cuarta generación, en las que las urbanizaciones son parte del combustible.

Según el documento técnico, no se trata de un fuego "que quema masa forestal y puede afectar a una vivienda, sino un incendio que se propaga por masa forestal y jardines o casas sin dificultad ni diferenciaciones".

"Estos incendios se propagan aprovechando la densidad de vegetación dentro de jardines así como la continuidad de carga de combustible entre bosque, zona urbanizada y propio edificio", describe el Plan, que considera necesario realizar una intervención para "evitar la propagación de focos secundarios tan habitualmente generados en los grandes incendios forestales por lluvia de pavesas", han continuado.

El documento considera que Cerrado de Calderón se encuentra en una situación de riesgo de incendio alto-muy alto debido a la actividad que acoge: presencia habitual de personas y vehículos circulando por los viales de acceso, de centros educativos e instalaciones comerciales, de líneas de alta tensión o de antenas de telefonía móvil, entre otras circunstancias.

A ello, se suma el hecho de que la mayor parte del arbolado existente esté compuesto por especies muy inflamables a lo largo de todo el año, como son, por ejemplo, el pinus halepensis, el quercus ilex o el eucaliptus.

La adopción de medidas de seguridad supone la creación de una franja libre de árboles de una anchura de 15 metros en el perímetro de las urbanizaciones de Cerrado de Calderón, así como de 30 metros en los laterales de las vías de acceso, asegurando con ello la evacuación de la población en caso de incendio.

Asimismo, se han realizado trabajos de saneamiento de arbolado, que además de mejorar la seguridad contra incendios favorece la regeneración vegetal con el crecimiento de nuevos plantones y el desarrollo de una masa arbustiva de poca altura.

Dicha masa mantendrá la calidad ambiental del entorno eliminando al mismo tiempo el peligro de incendio que supone la presencia de árboles de mayor altura y de carácter inflamable.

De la Torre

Por su parte, el alcalde ha recordado "es necesario tener una acción que proteja a ambos: proteger zona urbana de un posible incendio en zona forestal y proteger en zona forestal de posible incendio de la zona urbana, que si es cerca, rápidamente es propagable".

De la Torre ha defendido que esto es una medida "inteligente, justificada y apoyada en estudios técnicos". En este sentido, también ha precisado que ha habido reuniones y "quizá por nuestra parte lo que tenemos que hacer es explicarlo más".

Además, ha recordado que quedan actuaciones que aún por hacer", por lo que hay que "explicarlo más", apostando por "convertir la debilidad en fortaleza, porque esté mas separado y porque el espacio del medio no sea yermo sino lleno vida, pero no que no sea peligrosa para el habitad urbano", aludiendo a la vegetación herbácea, "que con menor riesgo de arder y que sea decorativa, que mantenga la tierra...". En definitiva, ha dicho, "aprovechar la tierra de manera inteligente".

Fotos

Vídeos