Ayuntamiento y bomberos acercan posturas tras un año de conflicto

Ayuntamiento y bomberos acercan posturas tras un año de conflicto
Imagen del Twitter del Ayuntamiento de Málaga

El equipo de gobierno se compromete a invertir en el Cuerpo y a consensuar un nuevo reglamento en una reunión en la que ambas partes acordaron rebajar el clima de tensión

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Ha tenido que pasar un año entre protestas, manifestaciones, pintadas, huelgas, expedientes disciplinarios y cruces de denuncias en los tribunales para que el conflicto laboral existente en el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga empiece a enderezarse. Cuesta creerlo, pero apenas 24 horas después de la bronca y los momentos de tensión que se vivieron el jueves en el Salón de Plenos equipo de gobierno y sindicatos coincidieron ayer en la necesidad de rebajar el tono y, tras dos horas sentados alrededor de la misma mesa, también en levantarse con el convencimiento de que la solución está más cerca. Aún quedan muchos flecos por resolver, pero en la reunión de la mesa técnica celebrada ayer con presencia de todos los sindicatos con representación en el Ayuntamiento (UGT, CC OO, UPLB, Sip-An, CSIF y Sindicato Andaluz de Bomberos) se sentaron las bases para dar respuesta a las reivindicaciones de la plantilla de mejorar la calidad del servicio y sus condiciones de trabajo.

Desde el comité de huelga se muestran cautos, pero sí que valoran positivamente el compromiso de incrementar las inversiones y la inclusión de las vacantes en las ofertas de empleo público de 2016 y 2017, además de que se fijase el punto de partida para elaborar un nuevo reglamento que regule la actividad del servicio y sustituya al vigente, que data de 1959, y se evite que el servicio se organice a golpe de circulares (medio centenar en lo que va de año). En cuanto a las mejoras sociolaborales, con la reclasificación profesional y la reducción de una jornada laboral que con 1.822 horas anuales es la más alta del país como principales exigencias, ambas partes se emplazaron a negociarlas en la mesa del convenio colectivo del Ayuntamiento, en la que participarán todos los sindicatos y no sólo los de bomberos.

Las reivindicaciones sociolaborales se abordarán en la negociación del convenio colectivo municipal

«Hemos tenido ambos el compromiso de rebajar la tensión en un futuro, de cara a los próximos días: la reunión ha sido cordial, productiva y eficaz en cuanto a los puntos previstos y nos hemos centrado en lo que preocupa a la plantilla», afirmó el concejal de Seguridad, Mario Cortés, a la salida de un encuentro en el que trasladó a los representantes sindicales el compromiso del equipo de gobierno del PP (tal y como figura en el acuerdo alcanzado con Ciudadanos para negociar los presupuestos de 2018) de incorporar a las cuentas anuales del próximo ejercicio una serie de partidas para mejorar los recursos materiales del Cuerpo. Entre las necesidades que plantearon, destacan la modernización de los sistemas de comunicaciones, los equipos adecuados para rescates en láminas de agua, la renovación progresiva de la flota de vehículos e incluso la adquisición de lavadoras industriales para descontaminar la ropa de los bomberos cuando acaban un servicio en la que suelen quedar impregnados productos tóxicos como óxidos y gases.

Reglamento

También se produjeron avances en cuanto a la necesidad de actualizar el reglamento que regula el servicio (dotación en los parques, turnos, formación, el operativo de las distintas unidades o la segunda actividad) para evitar que la actividad se organice a golpe de circulares (medio centenar en lo que va de año). Se valoró el documento presentado hace unos meses por el Sindicato Andaluz de Bombeos (SAB) y CC OO, y también se analizaron tanto los reglamentos de otras ciudades similares a Málaga en población y tamaño como una recopilación de las distintas circulares que están vigentes. A partir de ahí, la Jefatura del Cuerpo tiene encomendada la tarea de elaborar un primer borrador en enero que sirva de punto de partida para consensuarlo con el de los sindicatos.

«Vamos a aportar en esa línea de rebajar la tensión y propiciar ese diálogo que se dibuja en el horizonte inmediato. No se ha solucionado nada, a la espera de la negociación del acuerdo de funcionarios y del nuevo reglamento», afirmaron desde el comité de huelga, donde valoraron «positivamente la información de las inversiones previstas en el Cuerpo». En este sentido, aplaudieron que «el concejal haya jugado bien por fin su papel como responsable del Área de Seguridad», destacando además que la presencia del viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, «ha ayudado a crear ese clima de entendimiento y normalidad».

El edil ‘naranja’, que asistió a la reunión en calidad de observador, también se mostró optimista. «Hay avances en inversiones y reglamento, pero sobre todo es posible que se hayan puestos los cimientos de un acuerdo», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos