El acusado de matar a un niño en Los Montes: «No lo ayudé porque me daba susto caerme al agua»

Antonio Fernández, durante la sesión de este lunes. / Fernando González

Antonio Fernández asegura que no asesinó al pequeño, sino que éste cayó en una balsa para incendios y que el miedo no le dejó actuar

Alvaro Frías
ALVARO FRÍASMálaga

Antonio Fernández, acusado de asesinar al hijo de tres años de la que era su pareja en una balsa para incendios en Los Montes de Málaga, ha explicado esta mañana a los miembros del jurado que le juzgan que lo que ocurrió fue un accidente, que el pequeño cayó al agua y que él no le ayudó porque le "daba susto", ya que no sabe nadar.

Estas palabras las ha pronunciado durante una larga declaración, que se ha prolongado durante más de una hora. En ella, el procesado ha explicado que aquel día recogió al niño del colegio y fueron a dar un paseo, como solía hacer habitualmente. Ha dicho que acabó en un mirador de Los Montes y que descubrió la balsa de agua, que no sabía que estaba allí.

Al respecto, ha indicado que le interesa mucho el mundo de los Bomberos. Por ello, ha asegurado que cogió al niño de la mano y entró en la zona de la balsa, junto a la que había un pequeño helipuerto, para verla.

Una vez dentro del recinto, al que accedieron por un boquete en la valla, ha manifestado que le soltó de la mano porque el pequeño no quería ir agarrado. "Estaba tirando piedras al agua de la balsa y saltando", ha manifestado, mientras él ha dicho que iba por delante del pequeño.

Entonces ha asegurado que le escuchó caer al agua, algo que pensó que no iba a pasar. Así ha expuesto que, mientras le veía chapotear, se fue al coche a coger el teléfono móvil para pedir ayuda, pero que no tenía cobertura. Él no actuó, ha insistido, porque tenía miedo ya que no sabía nadar.

De hecho el miedo es el argumento que ha ido esgrimiendo para justificar el cambio de versiones -dio tres diferentes- sobre el paradero del pequeño. A sus familiares, a un enfado de la madre del fallecido y "miedo a lo que se me podía venir encima", por esto último ha manifestado que no alertó a los servicios de emergencias.

El procesado, que se ha estado tapando el rostro con las manos durante su declaración, ha asegurado que la relación con la madre del pequeño era normal y que no pensaba que Alejandro fuese un estorbo, ya que se llevaba bien con él. De hecho ha aseverado que se preocupaba por el niño y que escribió al padre del menor para que se hiciera cargo de él porque lo cuidaba mejor que la madre.

Se trata de una versión opuesta con la de las acusaciones -Fiscalía y los padres del niño, Lourdes y Cristóbal-, que piden que sea condenado a 20 años de cárcel por asesinato y que se indemnice a los progenitores con 200.000 euros a cada uno. El procesado no ha querido contestar a sus preguntas, solo a las de su defensa que solicita que la condena sea a dos años y seis meses de prisión por un delito de homicidio imprudente en concurso ideal con otro de omisión del deber de socorro y que se apliquen atenuantes al padecer un miedo insuperable y un déficit leve en el grado de inteligencia.

Las acusaciones mantienen que el procesado conocía el paraje y que llevó allí al pequeño para acabar con su vida, ya que le consideraba un estorbo en su relación con la madre, sobre la que dicen que era de idas y venidas porque Antonio era una persona celosa. Afirman que le arrojó al agua y que le dejó que se ahogara sin ofrecerle ayuda.

Uno de los investigadores de la Guardia Civil ha insistido en que el procesado podría haber ayudado al niño solo con extender un brazo, algo que "era facilísimo". "Dijo que no lo quiso sacar del agua por la rabia que le tenía a la madre", ha apuntado, a la vez que ha añadido que declaró que aquella mañana había discutido con su pareja por celos.

El agente, que ha aseverado que los cambios de versiones se producían cada vez que se las desmontaban, ha destacado su frialdad durante todo el rato que estuvieron con él el día de los hechos, hasta que Antonio les guió hasta el lugar en el que estaba el cuerpo del niño. Una vez que lo encontraron y se le comunicó su detención, ha afirmado que solo preguntó sobre qué iba a pasar con él, si iría a la cárcel.

Fotos

Vídeos