De aves y perros en el Guadalhorce

El río Guadalhorce. / SUR
La Casona del Parque

Medio Ambiente pide a la Junta un espacio en la mota de la desembocadura para que los canes tengan un lugar de esparcimiento

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Quien haya vivido algún tiempo en países europeos se dará cuenta que el amor que de unos años a esta parte que se vive en España por los perros es una de las cosas en la que más nos hace parecernos a nuestros vecinos franceses, ingleses o alemanes. Ese comportamiento con las mascotas, que antes se abandonaban con asiduidad en las calles, denota un mayor civismo. La diferencia aquí estriba en que se cuida mucho al can en cuestión, pero se hace la vista gorda (no siempre) si el animalito va ensuciando a su paso. Aunque, en puridad, cada vez es más común ver cómo el propietario se agachan a recoger el ‘marrón’. En lo común, sin embargo, sólo hay que pasear por las medinas para observar que somos más árabes: las casas, bien engalanadas y los exteriores más dejados. Los británicos, por ejemplo, suelen tener las vías habitualmente limpias y sus viviendas desordenadas con placer o convicción. La premisa suele ser el bien común y no molestar al de lado y en eso nos queda mucho que aprender.

Ciudadanos presentó en mayo de 2016 una iniciativa para que hubiese un parque canino en la zona de Guadalmar. Aunque este asunto, que ha vuelto a ser tratado, a instancias de los naranjas, todavía está a la espera de que no haya rechazo vecinal, como se aprobó. Sin embargo, el Ayuntamiento ya ha dado pasos para que pedirle a la Junta que autorice que la cima de las motas de los brazos de desembocadura del río sirvan de esparcimiento para estos animales domésticos puesto que de hecho ya los pasean por ahí, como explicaba el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

En el escrito, que realiza Medio Ambiente a la Junta (que es la competente porque se trata de un paraje natural con aves protegidas) se explica que la intención del Ayuntamiento es habilitar como zonas de esparcimiento canino los espacios del paseo situados en la cima de las motas que conforman el encauzamiento del río, con el objetivo de que los perros puedan ir sin sus correas, atendiendo así a la obligación que impone la legislación vigente en esta materia, que obliga a los ayuntamientos a dichos espacios. La carta es del 30 de junio y aún no ha recibido respuesta por parte de la Junta. Qué largo se hace el verano para algunos en este país. Como vienen apreciando, tener perro está de moda y cada vez tendrán mejores accesos a una vida canina normalizada. Y cómo hemos cambiado…que cantara Presuntos Implicados.

Talas. Compromiso de reponer los árboles

El área de Medio Ambiente se ha comprometido a reponer todos los árboles que se talen, una iniciativa que presentó la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, que se aprobó por unanimidad. El edil popular Raúl Jiménez explicó que en los dos últimos años el Ayuntamiento había talado 734 y había plantado 1.424 ejemplares en las calles de la ciudad.

Ramos pidió que no se corten árboles porque molestan a los vecinos, y puso el ejemplo de la eliminación de ejemplares en Cerrado de Calderón, Gibralfaro y el Morlaco mientras que la edil de Málaga Ahora, Rosa Galindo, le afeó al Jiménez que el plan de prevención contraincendios no lo tuviese la ciudadanía. El edil popular se defendió diciendo que «las talas no las decide el concejal ni el director sino los técnicos». Finalmente se aprobó rechazar las talas indiscriminadas y que cuando se corte un árbol se reponga en otro lugar.

Fotos

Vídeos