Fallece un feriante cuando montaba un puesto en el recinto de Cortijo de Torres

La autopsia revela que murió por un traumatismo craneoencefálico, tras caer desde una altura de tres metros

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Un triste suceso ha marcado las horas previas al inicio de la Feria de Málaga. Se trata del fallecimiento de un feriante, de 38 años de edad, que perdió la vida después de caer desde una altura de tres metros cuando montaba un puesto en el real del Cortijo de Torres.

Los hechos tuvieron lugar en la noche del pasado jueves. Sobre las 23.30 horas el Servicio de Emergencias 112 Andalucía recibió una llamada en la que un particular indicaba que un varón había sufrido una descarga eléctrica mientras conectaba la luz de un puesto de turrones y que también había caído desde una escalera.

Rápidamente se dio aviso al Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y a la Policía Local, así como a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), a la Inspección de Trabajo y al Centro de Prevención de Riesgos Laborales. Los sanitarios, al llegar al lugar de los hechos, practicaron las primeras asistencias al hombre, tras lo que fue trasladado inmediatamente hasta el Hospital Clínico, donde acabó falleciendo.

Noticia relacionada

Mientras tanto, el CNP se hizo cargo de la investigación sobre lo ocurrido. Los agentes de Policía Científica tomaron muestras del lugar de los hechos y sus compañeros que llevan las pesquisas se entrevistaron con los testigos de los hechos, algo que aún siguen haciendo.

Al parecer, el hombre se encontraba con su hermano preparando la conexión eléctrica del puesto de turrones. Las fuentes consultadas explicaron que el fallecido se habría subido a una escalera para acercar un cable a un cajetín situado a unos tres metros de altura, cuando cayó al suelo.

Para arrojar más datos sobre lo ocurrido, en la mañana de ayer el cuerpo fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, situado en los bajos de la Ciudad de la Justicia, donde se le practicó la autopsia al cadáver. Las pruebas habrían concluido que el varón falleció por un traumatismo craneoencefálico, siempre según apuntaron las mismas fuentes.

Las muestras de condolencia a la familia del fallecido, un feriante de Lucena que acudía todos los años a la Feria de Málaga para la venta de turrones, no dejaron de repetirse. Ejemplo de ello fue el acto convocado en a las puertas del Ayuntamiento, en el que la Corporación municipal de Málaga guardó un minuto de silencio en señal de condolencia por el triste suceso.

El alcalde

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, indicó que el hombre desde hace años ha venido a la feria de la ciudad, con su hermano también, para montar un puesto de turrón, ocurriendo este pasado jueves el «trágico accidente». De la Torre dijo que llamó a la familia para darle «el más sincero y sentido pésame», algo que también hizo a través de las redes sociales.

«Lo sentimos de verdad. Así se lo he expresado a los feriantes, al presidente, porque al final es una gran familia, que van de ciudad en ciudad, dándole vida a la feria y tienen toda nuestra solidaridad ellos y la familia del fallecido», manifestó el regidor.

Por su parte, el presidente de los feriantes, Juan Ramírez, señaló: «Si te subes a una escalera para poner un letrero o cualquier cosa y te caes, pasa lo que ha pasado, no se puede evitar; en muy pocos casos, contados, se dan en la feria la muerte». «Todos son profesionales, conocen su oficio, saben trabajar y él es el mismo dueño del negocio», apuntó.

Finalmente, afirmó que el hombre se subió a una escalera y cayó, pero «no se saben las causas». La investigación para esclarecerlas sigue abierta.

Fotos

Vídeos