La autopista de peaje entre Málaga y Guadiaro crece un 7,1 por ciento

Una media de 32.262 vehículos diarios circularon por la infraestructura de pago, una de las que más crece de España

SUR MÁLAGA.

La autopista de peaje entre Málaga y Guadiaro ha cerrado el año con un importante crecimiento de tráfico. La primera vía de pago que se estrenó en la Costa del Sol acabó 2017 con una media de 32.262 vehículos al día, lo que supone un crecimiento del 7,1%. Estos datos la sitúan entre las que más viajeros gana de toda España.

Los datos registrados por la vía malagueña sirven como ejemplo del importante crecimiento a nivel nacional, en donde la red de autopistas de peaje ha encadenado su cuarto año consecutivo de aumento del tráfico, que además se sitúa en máximos de los últimos siete años al superar la cota de los 19.000 vehículos diarios.

Así se desprende de los datos del Ministerio de Fomento correspondientes a la conclusión del pasado mes de noviembre, cuando esas vías presentaron una media de 19.293 usuarios al día, un 4,5% más que en el mismo periodo de 2016.

Este volumen de vehículos está aún lejos del máximo de 23.909 que las autopistas contabilizaron al día en 2006, el ejercicio previo a la crisis, a pesar de que entonces la longitud de la red de pago era algo inferior a la actual (de 2.382 kilómetros, frente a los 2.560 kilómetros actuales).

A pesar de ello, los datos de 2017 consolidan la tendencia a la recuperación que las autopistas vienen experimentando desde 2014. La mejora de la economía, con el consiguiente aumento de la movilidad de personas y bienes, así como la contención del precio de los combustibles, el incremento del turismo y el descenso del precio de los peajes en los dos últimos años son algunos de los factores que apuntalan este aumento de usuarios.

El sector avanza en su recuperación en vísperas de que el Estado, a través del Ministerio de Fomento, 'rescate' las nueve autopistas de peaje que quebraron a lo largo de 2012, en plena crisis económica. Precisamente, el desplome del tráfico que estas vías sufrieron en esos años, junto a los problemas de deuda causados por los sobrecostes de las expropiaciones, constituyeron los principales motivos de la insolvencia de las vías.

El Departamento que dirige Íñigo de la Serna prevé abordar este año el 'rescate' y la posterior vuelta de las vías a la gestión por parte de empresas privadas, toda vez que los procesos concursales en que están inmersas sus actuales concesionarias están desembocando ya en la liquidación. Se da la circunstancia de que alguna de estas autopistas son las que más aumentaron su tráfico entre enero y noviembre del pasado año. Es el caso de la radial R-5 Madrid-Navalcarnero, que contabilizó 10.696 vehículos al día, un 33,6% más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos