Las autoescuelas se manifiestan en Málaga para poder examinar a sus alumnos

Participantes en la protesta de ayer en Málaga. :: a. cabrera

Unos 400 profesionales salen a la calle para protestar por la cancelación de unas 3.000 pruebas en la provincia

JUAN SOTO MÁLAGA.

Unos 400 profesores de autoescuela se manifestaron ayer por las calles de la capital bajo el lema 'queremos examinar a nuestros alumnos'. Los profesionales, llegados desde todas las comarcas de la provincia, recorrieron durante tres horas las calles del Centro para terminar en la Jefatura Provincial de Tráfico, en donde se hicieron una foto de familia. Los profesores salieron a las diez de la mañana desde la explanada de la Feria en dirección al Centro (hasta la plaza del General Torrijos) y terminaron alrededor de las 13.00 horas en la sede de Tráfico, de nuevo junto al recinto ferial. Durante la marcha reivindicaron la necesidad de retomar los exámenes prácticos, que ya la huelga de examinadores ha obligado a suspender ya unas 3.000 pruebas en la provincia.

El presidente de la Asociación Malagueña de Autoescuelas, Antonio Martín, explicó que no les ha quedado otro remedio que manifestarse porque ellos son, junto a los alumnos, los más perjudicados por el paro. Aunque comprende las «justas reivindicaciones de los examinadores», lamentó que la huelga ya afecta a sus resultados económicos y que hay escuelas que han tenido que despedir a profesores y que incluso se están pensando en cerrar. «No podemos seguir así, los alumnos creen que la culpa es nuestra y nos ponen hojas de reclamaciones», aseguró.

A la marcha asistieron profesionales de toda la provincia, quienes criticaron el daño que genera la huelga y han exigido al Gobierno que les dé ya una solución a los examinadores. Cándido Escalante, de la autoescuela Al Andalus de Estepona, recordó que en su caso tiene a 74 alumnos pendiente de examinarse y que se ha visto obligado a cerrar una de las tres escuelas que tiene. «Es algo ruinoso para nosotros», expuso. Aseguró que los alumnos están reclamando que se les devuelva el dinero e incluso las tasas porque muchos necesitan sacarse ya el permiso para poder trabajar.

En la misma línea se expresó José Luis Gallardo, del Grupo Guía, quien recordó que lleva desde el pasado 17 de junio sin poder llevar a sus alumnos a examen. «A los estudiantes se les intenta explicar al situación, pero no siempre se quedan conformes».

Fotos

Vídeos