El aumento de fisioterapeutas ahorraría 1.300 euros por paciente en primaria

Un estudio pone de manifiesto que la medida reduciría citas, pruebas diagnósticas y medicación

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

El incremento del número de fisioterapeutas en los centros de atención primaria andaluces supondría un ahorro de 1.300 euros de media por paciente. Ese dato se extrae de un estudio presentado por el director de la cátedra de Fisioterapia de la Universidad de Málaga e investigador principal del grupo clinimetría en fisioterapia del Instituto de Biomedicina de Málaga (Ibima), Antonio Cuesta-Vargas.

En ese trabajo se pone de manifiesto que el protocolo para atender a una persona por dolor de espalda -este tipo de dolencias supone el mayor número de casos a nivel mundial dentro de la categoría de dolor- requiere visitas a diferentes médicos, prescripción de fármacos y pruebas diagnósticas como radiografías o resonancias magnéticas. Todos esos trámites podrían verse reducidas gracias a la intervención del fisioterapeuta en los centros de salud.

Cuesta-Vargas defiende que se establezca un sistema similar al implantado en su momento para el cribado de pacientes por parte de los enfermeros en urgencias. «Está ya comprobado que este procedimiento, además de suponer un ahorro económico para el sistema, permite disminuir el tiempo de pruebas y tratamiento con el paciente en unos tres meses». Este experto en fisioterapia toma como referencia estudios multicéntricos nacionales y globales en los que ha participado como investigador. «Consideramos que, tras años de investigación, es necesario apostar por un pilotaje en Andalucía que aplique la transferencia de estos conocimientos a la práctica en el día a día», dijo.

Este sistema se ha testado y está funcionando con éxito en distintos estados de países como Australia o Estados Unidos, señaló Cuesta-Vargas. Según distintos trabajos, implementar esta nueva metodología supondría cambiar el procedimiento asistencial hacia el paciente con dolor de cuello o espalda, fundamentalmente. El fisioterapeuta se encargaría de atender y derivar -si fuese necesario- directamente cada caso. Esta situación, además del ahorro en términos económicos, evitaría el abandono de los enfermos de estos tratamientos en beneficio de un tratamiento de fisioterapia en la sanidad privada frente a las largas esperas.

Además, permitiría reducir las consultas de los médicos de familia, por lo que se verían beneficiado tanto los profesionales como el resto de enfermos. El presidente del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, Juan Manuel Nieblas, tras conocer estos estudios, ha mostrado su disposición a colaborar con la administración autonómica para aplicarlos en Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos